Inmodiario

El despilfarro al que políticos, empresarios y banqueros se echaron en brazos durante el segundo tercio del pasado siglo tiene en el aeropuerto de Ciudad Real una de las muestras más vergonzosas.

En su intento por venderlo, la administración concursal ya no sabe qué hacer. Su precio, 80 millones de euros, resulta irrisorio. Ya vale menos que los más de 90 millones de euros que pide el Ministerio de Defensa por un solar junto al paseo de la Castellana.

Ante la no presentación de ninguna oferta en el último plazo abierto hace unos meses, el juzgado 4 de Ciudad Real ha comunicado el nuevo acuerdo tomado por los administradores concursales para abrir un nuevo plazo para la venta directa del aeródromo y sus instalaciones hasta el próximo 31 de diciembre.

El precio es el mismo que en la puja anterior, a la que nadie se presentó, pero, en esta ocasión se incluye una cláusula que determina el fin del plazo anticipado en el momento en que se presente en legal forma la primera oferta que resulte admitida por la administración concursal.  
Si sucediera que se presenta más de una oferta el mismo día, la determinación de cuál de ellas ha sido la primera se efectuará en función de la hora de presentación consignada en los registros de los juzgados de Ciudad Real.

Una vez reunida la administración concursal tras tener conocimiento de la presentación de ofertas y admitida la primera de ellas por considerarla ajustada a lo previsto, se acordará la finalización anticipada del plazo para presentar ofertas y la concesión, a cualquier otro interesado, de un plazo de cinco días hábiles para presentar ofertas que mejoren la admitida en, al menos, un 5% del precio ofrecido y que ofrezcan, además, las mismas condiciones de pago que la oferta inicial.

Si se presentasen ofertas que mejoren la inicial en ese plazo adicional se informará al primer oferente, a fin de otorgarle la oportunidad de consolidar su selección provisional siempre que, a su vez, mejore en al menos un 2% el precio ofrecido por la oferta de mejora seleccionada.
El aeropuerto de Ciudad Real entró en servicio el 18 de diciembre de 2008, pero enseguida se vio que su construcción había resultado un auténtico fiasco, con una media de dos vuelos diarios y atendiendo apenas una decena de pasajeros por vuelo.

Así, el 1 de agosto de 2011, Vueling, la última aerolínea que realizaba operaciones en el aeropuerto, anunciaba el ceso de sus operaciones a partir del 19 de octubre de ese año, quedando desde entonces cerrado para los vuelos regulares y solo operativo para vuelos privados. En abril de 2012 se cerró a cal y canto. Hasta ahora.