Inmodiario

Herramientas como Teams, OneDrive para Empresa, Sharepoint, Planner, OneNote y Power BI, ayudan a los 5.000 empleados de la multinacional española en 40 países a cubrir sus necesidades en los ámbitos de comunicación, colaboración, gestión y analítica de datos, aún más en tiempo de emergencia sanitaria.

El alto grado de madurez de la transformación digital de Cosentino ha permitido a la multinacional española enfrentarse al reto actual y dar continuidad a su operación interna de forma segura e inmediata.

El plan de transformación de Cosentino también está orientado hacia la industria 4.0, con un proyecto de IoT para la sensorización de sus fábricas que permita tomar mejores decisiones.

Grupo Cosentino, multinacional española líder global en la producción y distribución de superficies innovadoras para la arquitectura y el diseño, puso en marcha hace más de un año un plan de transformación que apostaba de forma decidida por Microsoft 365 para ayudar a su capital humano a estar mejor conectado, favoreciendo así la flexibilidad y la agilidad en la gestión.

En su proceso de transformación, Cosentino también perseguía optimizar sus procesos, tanto internos como con proveedores y clientes, poniendo al alcance de los profesionales soluciones innovadoras que impactaran de forma directa en la creación de un ecosistema que aportara valor al mercado.

"Una de las palancas fundamentales del crecimiento sostenible de Cosentino es la transformación digital. Al igual que fuimos pioneros a la hora de aplicar la innovación dentro de nuestra industria o en la apuesta por la internacionalización, uno de nuestros objetivos prioritarios es liderar el proceso necesario hacia la aplicación de las nuevas tecnologías como ventaja competitiva y factor de éxito.", afirma Pilar Martínez-Cosentino Alfonso, Vicepresidenta Ejecutiva de Grupo Cosentino.

Colaboración como eje de la transformación cultural

El grupo había elegido Microsoft 365 para simplificar la gestión de TI y reforzar su seguridad, algo clave en una organización que cuenta con presencia comercial en 40 países y posee instalaciones propias comerciales y de distribución en 30 de ellos, sumando un total de 140 centros y más de 5.000 empleados en todo el mundo.

Herramientas como Teams, OneDrive para Empresa, Sharepoint, Planner, OneNote y Power BI, ayudan a toda la plantilla de la multinacional española a cubrir sus necesidades con las máximas garantías de seguridad en los ámbitos de comunicación, colaboración, gestión y analítica de datos, sin importar desde dónde desarrollen su actividad, gracias a la nube. Esto ha supuesto una ventaja muy relevante a la hora de afrontar el reto actual en mitad de una emergencia sanitaria.

Según indica Gemma Hernández, CIO de Cosentino, "Para mí claramente hay un antes y un después. Dentro del crecimiento que hemos tenido, al estar dispersos geográficamente, dependiendo de en qué momento estés, puedes tener la sensación de que estás solo. Con Teams como herramienta de colaboración podemos vernos cara a cara y compartir toda la documentación de trabajo de un modo seguro, rompiendo cualquier barrera". Y añade: "Con la aparición de COVID-19, una de las primeras medidas adoptadas y que ha sido más rápida de implementar, ha sido el teletrabajo".

La sede central en Cantoria, Almería, cuenta con casi 600 personas trabajando en oficinas. Para este grupo de trabajadores, ya a mediados de marzo, fueron ampliando las opciones de teletrabajo. Definieron tres grupos generales para establecer turnos rotatorios, con el objetivo de que al menos dos tercios de los empleados de oficinas trabajaran desde sus casas. Esta medida duró apenas una semana, puesto que, a finales de marzo, la práctica totalidad, casi el 100%, de estos trabajadores se pusieron bajo este modelo de teletrabajo. Esta medida y este ratio sigue vigente en la actualidad.

"Todo el trabajo de implantación de este tipo de herramientas de conectividad, como Teams, o de trabajo en nube que hemos hecho en los últimos años, nos ha ayudado a que, ahora, estas medidas excepcionales sean adoptadas con total normalidad y fluidez", señala Gemma Hernández. "Hemos maximizado, por ejemplo, la utilización de la herramienta Teams para realizar las reuniones de trabajo de forma segura, tanto en nuestra sede central como con los equipos de los distintos mercados".

Presente y futuro

Cosentino ha puesto en marcha su proceso de transformación con ayuda de ENCAMINA, partner de Microsoft quien, además de realizar el análisis de las necesidades de la compañía, determinar las mejores soluciones y realizar su despliegue, se ha encargado en el último año de realizar sesiones formativas, tanto presenciales como online, para ayudar a los profesionales del grupo a sacar el máximo partido a las nuevas herramientas.

El cambio cultural se engloba dentro del proyecto Simplicity, que tiene como objetivo simplificar los proyectos dentro de la compañía e impulsar la productividad de la organización. Para ello, ENCAMINA ha colaborado de forma directa con 180 trabajadores, denominados Champions, que han estado presentes desde la fase inicial de puesta en marcha, probando las herramientas en su día a día y liderando la integración de las mismas desde dentro. La involucración de todos los niveles y departamentos de la organización ha resultado fundamental para agilizar y lograr los mejores resultados.

Además, el grupo se encuentra inmerso también en un proyecto de sensorización de todas sus fábricas. El objetivo de este plan, en el que el IoT permite la conexión de todas las cadenas de producción y la Inteligencia Artificial ayuda a extraer conclusiones, es tener una visión global y pormenorizada de toda la actividad del grupo. Los datos obtenidos ofrecerán la posibilidad de realizar análisis detallados para identificar puntos de mejora y, en definitiva, tomar mejores decisiones que impacten de forma directa en los resultados de Cosentino.

"Las empresas que sobrevivan a esta crisis serán las que hayan descubierto cómo adaptarse a este nuevo mundo, cómo aprovechar la conectividad digital y las nuevas tecnologías. Habrá que innovar en cómo utilizar las relaciones de forma más estratégica. Y, sin duda, aportar un valor claro y definido", concluye Pilar Martínez-Cosentino Alfonso.