Inmodiario

  • Nota de Prensa

En 2019 sucedieron más de 140.000 robos en vivienda en España, según los datos del Ministerio del Interior.

Empresas de soluciones Smart Home, como Alfred Smart Systems, han registrado un aumento del 185% en la demanda de sus sistemas inteligentes para el control y la seguridad en los hogares

La PropTech considera que la mejor estrategia para proteger las segundas viviendas se centra en la securización, las cerraduras inteligentes y el mantenimiento con aplicaciones smart house.

Con la vuelta de las vacaciones se suele hablar del estrés postvacacional o de la necesidad de volver a las rutinas de forma progresiva. Sin embargo, existe otra gran preocupación para muchas personas: cómo proteger las segundas residencias ahora que se quedan vacías.

Los españoles se esfuerzan en cumplir con las recomendaciones de seguridad antes de cerrar sus casas por una larga temporada. Pero las recomendaciones habituales pueden venir acompañadas de la innovación para hacer más seguras nuestras viviendas. De hecho, la demanda registrada por Alfred Smart Systems, empresa de soluciones Smart Home, para instalar tecnología inteligente que protege los hogares ha crecido un 185% en comparación con el mismo periodo de 2019.

Uno de cada dos españoles se muestra preocupado ante un posible robo en sus viviendas , según un estudio de Securitas Direct. El Balance de Criminología del Ministerio del Interior confirma que en 2019 se produjeron 142.780 robos con fuerza en domicilios. Además, el fenómeno okupa ha pasado a ser una de las principales preocupaciones para los propietarios de segundas residencias.

Por eso, son cada vez más las personas que toman medidas físicas contra los robos en domicilio en segundas viviendas. Puertas blindadas, cámaras de seguridad o alarmas son cada vez más comunes en los hogares españoles, pero ¿y las soluciones que ofrecen las smart home?

Alfred Smart Systems apuesta por las soluciones inteligentes en el hogar, porque permiten tener monitorizado en todo momento y durante las 24 horas del día el estado de nuestra casa y lo que está ocurriendo en ella. Mediante una aplicación en nuestro smartphone se obtiene el control de todos los elementos de nuestras viviendas y de esta manera se puede estar seguro de lo que está ocurriendo. Además de esto, podemos contar con medidas inteligentes basadas en el Internet of Things (IoT) de vigilancia y disuasorias, lo que es una solución más económica y, por ello, es una disrupción, una revolución, en cuestiones de seguridad, porque hace que pueda ser accesible a todos los niveles a un precio razonable.

Contar con herramientas inteligentes basadas en Cloud y con elementos IoT es una opción que eleva de forma considerable la seguridad de las segundas residencias. Para Daniel Batlle, CMO y fundador de Alfred Smart Systems, "la seguridad de estas segundas viviendas debe pivotar sobre tres ideas fundamentales: la securización, los accesos y el mantenimiento".

Alfred Smart Systems ofrece una securización sin cuotas, que es mucho más asequible y económica para más viviendas. Permite tener en el hogar sensores de movimiento conectados por wifi y que se instalan en puntos estratégicos del hogar; cámaras IP con las que se puede hacer un seguimiento 24 horas de lo que ocurre en la vivienda; e iluminación inteligente, que sirve como disuasorio para posibles asaltos indeseados en nuestras casas.

También permite el control de accesos gracias a las cerraduras inteligentes. Están conectadas a la app de Alfred Smart Systems y con ellas se consigue facilitar el acceso para labores de limpieza o para saber si alguien ha entrado en nuestra propiedad sin permiso.

Por último, no hay que olvidar que el mantenimiento de las segundas residencias forma parte también de las preocupaciones de los propietarios. Las soluciones inteligentes permiten monitorizar nuestras instalaciones como pueden ser calderas, aires acondicionados o sistemas de riego. De esta forma, conocemos en todo momento su situación y se pueden evitar gastos innecesarios al poder cerrar de forma controlada circuitos de agua, luz y gas y de conocer al instante posibles fugas.