TroviMap

PATROCINA
Inmodiario

Optimizar los procesos de ventas con la ayuda de software CRM (software de gestión de clientes) no es nada nuevo en la mayoría de las industrias. Y tampoco lo es para muchas empresas del sector que desde hace años trabajan con un CRM inmobiliario.

Hoy en día, la tecnología CRM está al alcance de empresas de cualquier tamaño, si bien, aún existen percepciones erróneas acerca de lo que realmente es y hace una solución de CRM inmobiliario.

A pesar de que la tecnología ha evolucionado considerablemente en los últimos años, aún existen viejos 'mitos' que impiden a las PYMES y profesionales del sector inmobiliario adoptar herramientas con un gran impacto positivo para sus negocios.

A continuación, Trovimap analiza cuáles son esos mitos y por qué no son ciertos.

6 mitos sobre el uso de un CRM inmobiliario que no son ciertos

1. Un CRM inmobiliario es caro

Esta es una creencia muy extendida. Tiene su origen en los primeros años de la tecnología CRM cuando -como ha ocurrido con otras muchas tecnologías- estaba al alcance de pocas empresas, y para usar este tipo de software era necesario pagar costosas licencias, invertir en hardware e infraestructura informática, los procesos de implementación eran largos y requerían personal técnico para poner en funcionamiento los programas y mantenerlos.

Desafortunadamente, esa percepción se arraigó y aún son muchos los que creen que un software CRM es caro.

Por suerte, esos años pasaron hace mucho. Hoy en día, cualquier empresa puede configurar y usar un CRM inmobiliario a muy bajo coste.

Los precios de las soluciones CRM se han reducido drásticamente en los últimos años debido a la fuerte competencia en el mercado. Incluso es posible comenzar con un plan gratuito y acceder a planes de nivel superior que ofrecen más funciones con precios muy razonables. La plataforma Trovimap para Profesionales, por ejemplo, tiene múltiples ofertas para contratar e incluye un CRM completo e intuitivo.

Esto hace que sea mucho más fácil para empresas pequeñas o de nueva creación adoptar este tipo de herramientas.

2. Usar un CRM es complicado

Esta es la segunda gran 'leyenda' que durante años ha perseguido a las herramientas CRM. En sus inicios, implantar un software CRM tenía una gran dependencia de los departamentos de TI para configurar las funcionalidades y hacer cambios en la herramienta.

Y aunque aún hay soluciones CRM tradicionales que son complejas de usar e implementar, lo cierto es que los sistemas CRM modernos están eliminando este mito.

La usabilidad de la tecnología actual es vertiginosamente mayor de lo que lo era hace una década. La mayor parte de las soluciones ágiles del mercado son fáciles de usar, son aplicaciones online que no requieren de ningún tipo de instalación, son intuitivas y con procesos de configuración sencillos.

Cualquier profesional del sector inmobiliario no experto en tecnología puede configurar y usar hoy un CRM inmobiliario. Y ponerlo en marcha en muy poco tiempo.

3. Los CRMs solo sirven para almacenar datos de contacto

Las herramientas software de gestión de clientes se utilizan para una gran cantidad de tareas.

En el caso de un software inmobiliario, permite hacer seguimiento de los inmuebles, clientes y contactos así como automatizar tareas que de otra forma habría que hacer de forma manual consumiendo una gran cantidad de tiempo.

Por ejemplo, el potente software de gestión de Trovimap te permite:

Gestionar la cartera de inmuebles y controlar los detalles que aparecen en los anuncios, como por ejemplo, la información sobre la localización que quieres mostrar.

Anunciar inmuebles de forma automática en portales inmobiliarios y enviar campañas de marketing a tus clientes y conseguir una mayor audiencia para tu negocio.

Hacer seguimiento de forma fácil sobre clientes y contactos, guardando sus búsquedas en el mapa y configurando avisos que te informen cuando las necesidades de un cliente potencial coinciden con tus inmuebles. El sistema permanece alerta por ti para ofrecer un servicio personalizado.

Generar informes y estadísticas sobre cada inmueble así como tendencias de precios para ofrecer información exclusiva a tus clientes.

4. Sólo las grandes empresas lo necesitan

Cada día es más difícil seguir siendo competitivo sin apoyar los procesos organizativos en la tecnología.

Un buen CRM inmobiliario ayuda a automatizar tareas administrativas, manuales y repetitivas, lo que aumenta la eficiencia y la productividad. Además, permite organizar los datos de los clientes y la cartera de inmuebles, detectar oportunidades de venta más fácilmente, tener una comunicación más efectiva con los posibles clientes y tomar mejores decisiones basadas en informes y datos estadísticos.

Es decir, el uso de un CRM contribuye a competir con 'mejores armas' a empresas de cualquier tamaño.

5. Usar un CRM implica dedicar mucho tiempo a introducir datos

Probablemente, también hayas escuchado sobre este mito.

Las herramientas CRM incluyen funcionalidades de automatización para agregar y actualizar la información de los contactos y clientes, exportar anuncios a portales inmobiliarios en pocos clics, generar alertas de venta o generar informes que de forma manual consumirían una gran cantidad de tiempo.

Agilizar las gestiones administrativas ayuda a interactuar mejor con los clientes ya que libera tiempo para hacer lo que mejor sabe hacer un profesional inmobiliario: asesorar clientes y vender.

6. Un CRM es difícil de integrar con otros sistemas

Los sistemas CRM modernos se integran fácilmente con otras plataformas ofreciendo muchas más posibilidades para gestionar tareas relacionadas con la gestión de clientes.

Por ejemplo, ya es posible implementar la tecnología de Trovimap para valoración de inmuebles en tu web. Ofrecer a tus clientes una valoración profesional e independiente -y gratuita- de sus inmuebles en tu web te permitirá captar más inmuebles y contactos de venta, ampliar tu cartera y aumentar el valor añadido de tus servicios frente a otros competidores.

Un CRM inmobiliario aumenta la productividad, reduce los costes y permite pasar más tiempo cerrando negocios y menos haciendo tareas administrativas. Aunque la mejor forma de romper con los mitos, es probarlo.

  • Tags