Inmodiario

La sesión de tarde de SIMApro, programa profesional del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid, SIMA, explora, junto a expertos y profesionales proptech, las tecnologías que transforman el sector, prediciendo sus aplicaciones en toda la cadena de valor inmobiliaria.

La tecnología ha cambiado la forma en la que interactuamos con el mundo y, por supuesto, también ha cambiado la forma en la que buscamos, invertimos y compramos una vivienda, una evolución que las empresas inmobiliarias deben incorporar a sus negocios en un entorno colaborativo que beneficie a todo el sector. Esta es la visión general con la que se inició #SIMATech, incluida en el programa profesional Salón Inmobiliario Internacional de Madrid, SIMApro, dedicado a repasar cómo las innovaciones tecnológicas se integran en toda la cadena de valor inmobiliaria y su potencial para reducir costes y aumentar ingresos.

La sesión comenzó con la ponencia de Rodrigo García de la Cruz, CEO de Finnovating, impulsores junto a la organización de la feria, de SIMAtech. En su intervención, señaló que el ecosistema de startups en España se ha multiplicado por dos en un año, especialmente en ciudades como Madrid y Barcelona, y en algunos puntos del norte y el sur de España; creando un total de 5.000 empleos directos. Un 58% de estas startups aún no ha recibido rondas de financiación, lo que supone una gran oportunidad para la inversión en innovación.

La democratización de la digitalización del sector inmobiliario, gracias a la reducción de costes que facilita la incorporación de nuevas tecnologías al sector, ha fomentado la innovación inmobiliaria, aunque aún queda mucho camino por recorrer para sacarles el máximo partido. Desde el punto de vista de las aplicaciones para el sector inmobiliario, Rodrigo García de la Cruz mencionó los proyectos que desarrollan marketplaces, plataformas peer-to-peer, herramientas de inversión y crowdfunding, IA y Big Data, Internet de las Cosas, blockchain, impresión 3D, realidad virtual y aumentada y marketing inmobiliario.

En este escenario de desarrollo tecnológico rápido y constante, el CEO de Finnovating insistió en que es fundamental "monetizar la innovación", incorporando herramientas que mejoren el negocio, y trabajar en un ecosistema colaborativo de innovación", lo que fomentará la segmentación y la diferenciación de productos y servicios. La movilidad, tanto desde el punto de vista de gestión como de relación con el cliente, es un factor común en el entorno proptech: el uso del móvil como interfaz de interacción con el mundo determinará en gran parte la evolución de los desarrollos tecnológicos y las nuevas herramientas que el sector inmobiliario incorporará en toda su cadena de valor.

La sesión continuó con las presentaciones de varias startups inmobiliarias que, como explicó Tomás Sánchez Colomer, Innovation Strategy Consultant en Finnovating, ejemplifican cómo las tecnologías pueden aportar valor al negocio inmobiliario en diversas áreas de negocio. Carlos Olmos, CEO de Urban Data Analytics, mostró el valor de los datos como herramienta de predicción y análisis del mercado, rentabilidades y riesgos, y para identificar oportunidades y estrategias de inversión vinculadas al asset management inmobiliario; incluyendo una herramienta pionera de valoraciones de inmuebles en tiempo real, pionera en Europa.

Por su parte, Vicente Gónzalez, CEO en España de Housers, profundizó en los conceptos de crowdfunding y crowdlending como nuevas formas de financiación e inversión posibles gracias a la tecnología, y que ha supuesto una exitosa apuesta empresarial que se ha expandido fuera de España. González resaltó las ventajas del modelo de inversión basado crowdfunding y crowdlending, más diversificado, menos expuesto a volatilidades, que supone para los pequeños inversores una fuente de ingresos estables por rentas de alquiler, sin necesidad de comprometer ingentes recursos en gestión y compra de inmuebles. Finalmente, Miguel Ángel Bugallo, socio de ProNest, mostró los usos potenciales de la realidad virtual y realidad aumentada para el sector inmobiliario, que abarcan desde la gestión de proyecto y la construcción, hasta la gestión de incidencias postventa y la solución remota de problemas a través de sistemas domóticos, pasando por la actividad comercial, visitas virtuales y personalización de viviendas en entornos virtuales.

La realidad virtual y la realidad aumentada ahorran tiempo y dinero tanto a los equipos de venta como a los compradores, facilita la creación de lazos emocionales con los futuros propietarios y un sentido instantáneo de la propiedad. Además, permite desarrollar estrategias de venta globales, independientemente de la localización geográfica de la inmobiliaria y el posible comprador. SIMApro se celebra del 30 de mayo al 1 de junio en el Centro de Convenciones Norte de la Feria de Madrid. El evento reúne a expertos y profesionales del sector para debatir el presente y el futuro del sector inmobiliario, centrándose en la financiación y la inversión inmobiliaria, y el impacto del proptech, las nuevas tecnologías y la innovación en el negocio de promoción y la comercialización de inmuebles y la planificación urbanística.

  • Tags