Inmodiario

La compañía cuenta desde hoy con una identidad y una arquitectura de marca que reflejan la transformación de la compañía.

Sacyr es hoy una empresa global y diversificada, dedicada a la ingeniería e infraestructuras, concesiones, servicios e industrial. Presente en 30 países, genera el 60% de sus ingresos fuera de España.

Sacyr se ha transformado por dentro y ahora lo hace también por fuera. La multinacional española lanza hoy su nueva identidad corporativa con una imagen sólida que representa lo que es en la actualidad y que, al mismo tiempo, le proyecta hacia el futuro.

La logomarca de la compañía, en azul y aguamarina, incluye su nuevo lema corporativo: Desafíos cumplidos. El diseño refleja el espíritu de transformación de Sacyr mediante un giro en las formas y un cambio de color en cada una de las letras. La experiencia y el rigor se definen a través de los detalles de las terminaciones.


La nueva identidad corporativa supone un paso adelante en el proceso de transformación que la compañía inició con su Plan Estratégico 2015-2020. Los resultados obtenidos durante los últimos años, y en particular en 2017, reafirman el acierto de la estrategia adoptada en este Plan.

Sacyr es hoy una compañía global: cuenta con más de 30.000 empleados en todo el mundo y obtiene fuera de España el 60% de sus ingresos. Esta internacionalización seguirá aumentando en los próximos años, ya que el 73% de la cartera está situada en los mercados mundiales. La nueva identidad corporativa pretende apoyar y acompañar a la empresa en este apasionante viaje.

La familia tipográfica corporativa escogida es Akkurat Pro y se utilizará Arial como tipografía de sistema y de sustitución.

Un legado de tres décadas

La nueva identidad corporativa de Sacyr recoge el legado de los más de 30 años de historia de la compañía. En este periodo, la empresa ha pasado de ser la Sociedad Anónima de Caminos y Regadíos a convertirse en una multinacional de ingeniería e infraestructuras, concesiones, servicios e industrial.

La nueva identidad corporativa se adapta a la transformación vivida en los últimos años. A ello contribuye la arquitectura de marca, que convierte el conjunto de empresas de Sacyr en un Grupo con un único foco común.

Sacyr Construcción, bajo esta nueva arquitectura, se transforma en Sacyr Ingeniería e Infraestructuras, con el objetivo de reflejar el conjunto de actividades que realiza y el valor añadido que aporta.

La actividad de Servicios mantiene la marca Valoriza Servicios en España, pero será Sacyr Servicios en los mercados internacionales. Sacyr Industrial y Sacyr Concesiones completan el segundo nivel de la arquitectura de marca.

Desafíos cumplidos

El nuevo lema corporativo, Desafíos cumplidos, refleja el posicionamiento de Sacyr: una solución para cada reto. Sacyr es un grupo global comprometido a afrontar cualquier reto para transformar la sociedad, trabajando con esfuerzo y pasión en la mejora de las infraestructuras y servicios a los ciudadanos. Talento al servicio del progreso.

Desafíos cumplidos significa ofrecer el saber hacer, la experiencia, el trabajo bien hecho de Sacyr. El resultado beneficia a toda la sociedad: a los clientes, a los accionistas, a los empleados y al conjunto de la sociedad.

  • Tags