Inmodiario

Las empresas EspañaITE e IgnacioEscribanoArquitectura han desarrollado una plataforma que califica con una nota todos los edificios, barrios y municipios de España en base a su belleza, calidad y economía. Además, permite al usuario elegir la casa que más le guste de cualquier calle.

¿Cuál es el problema?

Es muy fácil saber el precio de las casas, pero no tanto su valor. Al realizar la mayor inversión de nuestras vidas, una vivienda, damos importancia al precio de compra pero no a otros factores. ¿Está bien construido el edificio? ¿Podría tener que afrontar costosas obras de rehabilitación? ¿Cuánto gastaré en calefacción? Casi siempre acaba siendo más importante el coste del mantenimiento que el de compra. Por todo ello, es imprescindible tener más información antes de firmar la hipoteca, para distinguir lo realmente barato de lo que solo lo parece.

¿Qué es Qasa?

Qasa es la nueva plataforma de calificación y clasificación de edificios y espacios urbanos. Se ha desarrollado utilizando bases de datos masivas de información inmobiliaria actualizada. Utilizando la "Nota Qasa®", que es la media entre la Belleza, Calidad y Economía; podemos hacernos una idea de lo "bueno" o "malo" que es un edificio, calle, barrio, municipio o provincia. La idea de esta calificación viene del arquitecto romano Marco Vitruvio, que dividía las cualidades de un edificio en Firmitas (solidez o calidad), Utilitas (utilidad o economía), y Venustas (belleza). En Qasa también encontraremos información técnica, planos de la parcela, imágenes de las fachadas, una clasificación de los 10 mejores y peores edificios, barrios, municipios y provincias de España. Además, podremos acceder a contratar todo tipo de productos técnicos para nuestra vivienda tales como inspecciones (ITE), levantamiento de planos, certificados energéticos y proyectos de rehabilitación.

¿Qué es y cómo se calcula la Nota Qasa de Belleza (NQB)?

La belleza? depende. La mayor o menor belleza (Venustas) de un edificio siempre es relativa a la de otros edificios. La parte de Belleza de la Nota Qasa ® (NQB) se calcula comparando las fachadas de edificios de la misma zona. Para saber la casa más bella de una calle se lleva a cabo un duelo de casas eligiendo entre dos imágenes de la fachada de dos casas de la misma calle. Eligiendo la que más te gusta de las dos estás asignando un punto a la ganadora de ese duelo y ningún punto a la perdedora. La Nota Qasa® de Belleza (NQB) es el porcentaje resultante de dividir los duelos ganados entre los duelos participados. Con suficientes datos, podremos conocer la casa más bonita de cada zona geográfica. A todos nos gustan cosas y casas distintas, pero si una casa le gusta a la mayoría, tiene muchas posibilidades de poder considerarse la casa más bonita. De esta forma podemos sabemos lo "bonita" o "fea" que es una Qasa.

¿ Qué es y cómo se calcula la Nota Qasa de Calidad (NQC)?

La calidad (Firmitas), al contrario que la belleza, no es opinable y existe por encima de lo que pensemos de ella. Es un valor objetivo que no se puede definir, pero se puede medir, y en esto consiste la Nota Qasa® de Calidad (NQC), influida por las tesis de Robert Pirsig. Tiene en cuenta varios parámetros tales como la estabilidad de la construcción, el grado de conservación, y la solidez de los materiales. Utilizando algoritmos adaptivos propios, bases de cálculo armonizadas e información real sobre el estado del edificio llegamos a una nota, expresada en un porcentaje, que cuantifica lo "bueno" o "malo" que es. La media de los edificios de una calle de dan la nota a esa calle, y de ahí para arriba, hasta el país (por ahora).

¿Qué es y cómo se calcula la Nota Qasa de Economía?

La economía (Utilitas) es una nota que refleja el valor que le asignamos a un edificio en comparación con otros, por lo que es un valor subjetivo y relativo. Cada persona, para poder existir, necesita un espacio mínimo. El espacio habitable es variado pero finito, por lo que el mercado inmobiliario refleja, de una manera auto-organizada, el valor que las personas asignamos a cada uno de esos espacios urbanos (inmuebles). La mayor o menor competencia por uno de esos espacios concretos es lo que se refleja en el precio de venta o alquiler, que no es más que un valor numérico que refleja el grado de competencia existente por el derecho a ocupar ese espacio físico. La unidad de comparación que hemos elegido es el barrio, equiparable al antiguo concepto de aldea y asociado al número de Dunbar.

Suponemos que una persona valora el que, dentro del barrio en el que le gustaría vivir, ocupar el espacio que necesita le cueste menos dinero. Por tanto, si una vivienda está a la venta por un importe inferior a la media de su zona comparable, tendrá una Nota Qasa® de Economía (NQE) superior a la media. Si por el contrario el precio de venta de la vivienda es superior a la media comparable, la Nota Qasa® de Economía será inferior.

Pero no solo influye el coste del derecho a ocupar un espacio, sino también el coste de seguir ocupándolo en el tiempo. Esto se refleja en los costes de mantenimiento de un inmueble, siendo normalmente el coste principal el de la energía necesaria para desarrollar las actividades propias de la existencia: climatización, agua caliente y electricidad. Estos costes se reflejan en el certificado de eficiencia energética del espacio, que es una calificación de la A (más eficiente) hasta la G (menos eficiente) y que tenemos en cuenta a la hora de determinar la Nota Qasa® de Economía. El inmueble más "barato" de una zona tendrá una NQE de 100,0% y el más "caro" de 0,0% De esta forma sabremos lo "cara" o "barata" que es una Qasa.

¿Cómo de fiables son los resultados?

Los resultados son siempre aproximados, ya que se han desarrollado utilizando datos masivos procedentes de fuentes públicas. Es posible que existan variaciones significativas respecto a la realidad, especialmente en lo concerniente a NQB y NQE. El objetivo del desarrollo es establecer una estructura sobre la que ir construyendo sucesivas capas de datos de diverso origen, principalmente contenido aportado por el usuario complementado como información detallada a un nivel cada vez más granular de precisión, sin tener que llegar necesariamente al Mapa de Borges para poder considerar un éxito el desarrollo. Si es más útil que las soluciones existentes, podrá considerarse como válido.