Inmodiario

thyssenkrupp amplía su colaboración con Vodafone al utilizar en su división de elevación la tecnología de máquina-a-máquina (M2M) del grupo de telecomunicaciones. Vodafone proporcionará a la empresa industrial con sede en Essen, Alemania, la plataforma de comunicación global de M2M y las tarjetas SIM especiales para la M2M para los ascensores que la compañía tiene por todo el mundo, tanto los existentes como los nuevos. Se trata de un importante contrato para varios cientos de miles de conexiones M2M en Europa, Asia, América del Norte y América del Sur.

"El Internet de las cosas está creando redes inteligentes en todo el sector industrial. Contamos con la infraestructura y las soluciones M2M para llevar a este sector a la era digital y hacer que suceda la cuarta revolución industrial," dijo Erik Brenneis, director de Vodafone M2M. "Estamos encantados de que thyssenkrupp, cliente nuestro desde hace muchos años, haya querido que Vodafone sea su socio de comunicaciones para su nueva solución para los ascensores."

La tecnología M2M de Vodafone se utiliza para conectar a MAX de thyssenkrupp Elevator, el primer servicio del mundo de mantenimiento predictivo y preventivo para los ascensores, basado en la acreditada plataforma en la nube Azure de Microsoft. Los informes sobre el estado técnico de los ascensores se transmiten a la nube para su evaluación, proporcionando a los ingenieros de mantenimiento la información en tiempo real sobre las reparaciones requeridas y las predicciones de cuáles serán los componentes específicos que necesitarán mantenimiento, incluso antes de que el ascensor se averíe. thyssenkrupp espera que se reduzcan a la mitad las interrupciones en el servicio de los ascensores gracias a este concepto de mantenimiento preventivo. Actualmente la suma de las interrupciones en el servicio de las todos los ascensores instalados en todo el mundo equivale a un total de 190 millones de horas al año.

Andreas Schierenbeck, CEO de thyssenkrupp Elevator, comentó, "Hacemos lo que ningún otro en nuestro sector jamás ha hecho, que es lo necesario para revolucionar una industria clave para responder a los desafíos de la megatendencia de urbanización que está en curso, siempre esforzándonos para que las ciudades sean los mejores lugares donde vivir. La total digitalización es clave para que se inicie una nueva era en la industria del ascensor, que ya lleva un siglo de historia."

MAX es un hito importante en la estrategia comercial de thyssenkrupp Elevator. En el primer período de lanzamiento, la empresa tiene como objetivo conectar unas 180.000 unidades en América del Norte y Europa, sirviendo de países piloto EE.UU., Alemania y España, a los cuales seguirán poco después otros países clave de Europa, así como de Asia y América del Sur. Dentro de dos años, se ampliará la oferta a todos los continentes, haciéndose disponible a alrededor del 80% de todos los ascensores globalmente.