Inmodiario

Barcelona. CatalunyaCaixa Inmobiliaria participará en el salón inmobiliario Barcelona Meeting Point, que se celebrará entre el 17 y el 21 de octubre, en la feria de la ciudad condal, con una iniciativa pionera en el sector financiero, que abre mercado y pone de nuevo de manifiesto el dinamismo y la profesionalidad de CX Inmobiliaria a la hora de poner en marcha estrategias de comercialización alternativas para drenar el excedente de stock inmobiliario del mercado. Un espacio destinado a la atención especializada a los compradores provenientes de Rusia y de los países de su órbita, que constituye una estructura comercial de nueva creación en CX Inmobiliaria.

Los turistas de lengua rusa -como primer o segundo idioma- han devenido el colectivo de extranjeros que más viviendas están comprando en Catalunya. Se trata de un segmento que se caracteriza por su elevado poder adquisitivo y por su interés en comprar residencias ubicadas en Barcelona y también en la costa catalana, que constituyen una de sus destinaciones preferidas. Este público valora especialmente la magnífica relación calidad-precio de los inmuebles comercializados por entidades financieras como CatalunyaCaixa, y compra tanto para uso residencial propio, como para invertir en activos rentables.

Ante esta oportunidad, CatalunyaCaixa ha apostado por “exportar” su producto y establecer una estructura propia para comercializar sus inmuebles de Catalunya en los países de origen de los compradores: Rusia, Bielorrusia, Ucrania, Armenia, Georgia, Moldavia, Estonia, Letonia, Lituania, Kazajistán.

Esta estructura cuenta con un centro de operaciones en Barcelona, gestionado por un operador ruso, que conoce el producto CXI y el mercado ruso hablante y que mantiene contacto con un conjunto de prescriptores que activan la demanda en origen. Asimismo, el operador ruso en Barcelona se coordina con los API locales y efectúa un proceso de acompañamiento del comprador potencial, desde la búsqueda de la vivienda adecuada, hasta el mismo procedimiento de la compra del inmueble, con todos los trámites que eso puede implicar para un cliente extranjero que, además, no habla las lenguas autóctonas.

Aparte de los prescriptores en origen, CX Inmobiliaria también establece contacto directo con el público objetivo a través de una página web específica y de publicaciones especializadas, en idioma ruso, así como mediante acuerdos con turoperadores que traen turistas a Catalunya.

Es preciso señalar que se trata de un producto residencial que cumple con creces los criterios técnicos y legales que exigen los rigurosos parámetros de evaluación aplicados por los profesionales extranjeros del sector inmobiliario. Y que es un producto que se destina tanto a compradores particulares, que buscan una vivienda de segunda residencia para sus vacaciones, como a inversores interesados en comprar paquetes de pisos que ofrecen una rentabilidad superior a la de productos financieros tradicionales.