Inmodiario

AIS y CABSA se alían para conseguir que la explotación de información geográfica se traduzca para sus clientes en más ventas y elevados niveles de RoI

Madrid.  “Conocer al target es importante en marketing, pero poder situarlo además sobre el mapa aporta una importante ventaja competitiva”. Así lo afirman Isabel Luengo, directora de producto de AIS y Borja Campos, director comercial de CABSA, durante su  ponencia sobre geomarketing celebrada el 15 de diciembre en ESADECREAPOLIS.

Tener en cuenta el eje geográfico a la hora de definir políticas, estrategias y acciones de marketing y comerciales, es decir, aplicar técnicas de geomarketing, marca hoy día la diferencia para muchas empresas, pues permite llegar a su target de manera más eficaz incluso empleando menos recursos, lo que en una época de crisis como la actual es determinante.

El geomarketing pone al servicio de Departamentos Comerciales y de Marketing toda la información relativa a sus consumidores finales: los compradores o shoppers. Esto es:

• Los identifica.

• Permite conocerlos (usando datos sociodemográficos y económicos que segmentan a la sociedad española en varias tipologías de familias –como las tipologías Habits de AIS- que proporcionan más información sobre el target como hábitos de consumo).

• Los localiza geográficamente y los cuantifica.

Todo ello con el fin de realizar acciones dirigidas a potenciar sus necesidades de compra.

Saber dónde están nuestros compradores o posibles compradores, sus hábitos de compra, y ubicar a la competencia, permite definir estrategias y acciones mucho mejor dirigidas, más eficientes, que logran un incremento en las ventas y un alto retorno de la inversión. Ese es el objeto del geomarketing.

Alianza de AIS y CABSA en pro del geomarketing

Para permitir que las empresas tengan las técnicas de geomarketing a su alcance, AIS, creadora de las tipologías de familias Habits y CABSA, desarrolladora de la herramienta WinAB se han aliado. La unión de sus soluciones ofrece a los departamentos comerciales y de marketing el conocimiento y localización de su target, así como información del potencial de mercado y de la competencia existente en la zona para cada punto de venta.

La gran aportación de los proyectos de geomarketing de AIS y CABSA es que los fabricantes de productos de gran consumo dejan de trabajar a ciegas, pues disponen de una nueva luz para aproximarse a sus clientes y traducir esta aproximación en un incremento de ventas. Con las técnicas de geomarketing, las empresas pueden saber qué tipo de familias viven alrededor de cada punto de venta, lo que facilita enormemente tareas como el trade marketing (marketing en punto de venta); la distribución de productos (se distribuye más a los puntos de venta dónde más posibles compradores hay y no en función de la densidad de población, por ejemplo); la ocupación de espacios en lineales (se pone más producto de un tipo en los lineales de los puntos de venta donde mayor es el target de compradores para ese producto); etc.

Además, el hecho de poder visualizar la información sobre un mapa supone un extra de agilidad en los análisis. En un vistazo, mediante WinAB, se obtiene una idea muy certera de lo que ocurre, de dónde está el target.

En resumen, el geomarketing es la diferencia entre disparar a ciegas y tener todos los medios para hacer diana. Con él, las probabilidades del éxito comercial se multiplican, por lo que debe ser la apuesta de todas las empresas que quieran incrementar sus ventas obteniendo un altor retorno de la inversión.