Inmodiario

"Robar" hipotecados a otras entidades se ha convertido en un gran negocio para la banca. Así lo acreditan los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que reflejan que, entre enero y abril de 2021, más de 12.000 clientes llevaron a cabo una subrogación de hipoteca para llevarla a otro banco y mejorarla: rebajar su interés, eliminar comisiones y otros gastos... Desde el comparador financiero HelpMyCash.com destacan que eso representa un aumento del 179% respecto al mismo período de 2019 y del 275% respecto al del 2020 (en pleno confinamiento), un crecimiento que se debe al interés de las financieras por aumentar su concesión de crédito hipotecario y al de los prestatarios por pagar menos cada mes.

¿Por qué hay más clientes que cambian su hipoteca de banco?

Los bancos, de hecho, llevan empujando este negocio desde el mes de mayo de 2020. En esa época, el mercado de la vivienda estaba parado por el confinamiento decretado por el Gobierno de España, por lo que las entidades decidieron ofrecer subrogaciones hipotecarias para captar préstamos de otros bancos y mejorar así su volumen de concesión.

Así, según el INE, el número de subrogaciones llevadas a cabo entre mayo y diciembre de 2020 para captar hipotecas de otros bancos fue de más de 11.000, casi el doble que en el mismo período de 2019. Y una vez en 2021, los bancos han seguido apostando por esta operación, que les permite "robar" clientes con solvencia demostrada a la competencia (no se aprueba una solicitud si ha habido algún impago).

Del mismo modo, la demanda de subrogaciones ha crecido por el elevado número de hipotecados que quieren aprovecharse de los bajos tipos que ofrece ahora la banca. En general, los préstamos para vivienda contratados entre 2010 y 2015 tienen un interés de cerca del 2% o superior, que se puede mejorar fácilmente con un traslado a otra entidad dispuesta a reducirlo por debajo del 1,5% o incluso del 1%.

En ese sentido, desde HelpMyCash afirman que un hipotecado puede ahorrar cerca de 30.000 euros de media en intereses si se subroga a otro banco. Este comparador pone a disposición de sus usuarios un simulador gratuito de subrogación que permite calcular cuánto se podría dejar de pagar en caso de trasladar un préstamo a otra entidad para rebajar su tipo de interés u otros gastos.

Un proceso sencillo y barato

Según este comparador, el sencillo proceso que hay que seguir para subrogar una hipoteca también ha contribuido a aumentar la popularidad de esta operación. Y es que para cambiar de banco solo se necesita encontrar a una entidad dispuesta a asumir y mejorar el préstamo, aceptar su oferta y escriturarlo ante notario. No se requiere del permiso de la financiera original, aunque esta sí tiene derecho a presentar una contraoferta (que el cliente puede rechazar).

Además, la mayor parte de los gastos asociados al traslado los tiene que pagar el banco que asume la hipoteca: la notaría, la gestoría y el registro. El cliente, por su parte, debe abonar el coste de la tasación de su vivienda (que cuesta unos 300 euros de media) y la comisión por subrogación que le cobre la entidad de la que se vaya, cuyo precio puede ser de entre el 0% y el 2% sobre el importe pendiente dependiendo de lo que se indique en la escritura original.

Desde HelpMyCash indican que, por norma general, los gastos de esta operación se compensan rápidamente con el ahorro obtenido en intereses. Ahora bien, aconsejan hacer cuentas para asegurarse, especialmente si la rebaja obtenida es pequeña o si quedan pocos años para terminar de pagar la hipoteca.