Inmodiario

Prácticamente todos los sectores tuvieron que afrontar importantes retos durante el primer trimestre de 2021; un período marcado por la tercera ola de la pandemia de la covid-19. Y uno de ellos fue el hipotecario, que tuvo que enfrentarse, además, a un euríbor que alcanzó sus valores mínimos históricos en enero (-0,505%) y en febrero (-0,501%), lo que generó una importante caída de los ingresos percibidos por la banca por sus hipotecas variables (su interés se calcula con este índice).

Las entidades financieras españolas, no obstante, encontraron una manera de aumentar los beneficios que perciben por sus hipotecas. Según el comparador financiero HelpMyCash.com, la banca se centró, durante el primer trimestre de 2021, en incentivar la contratación de préstamos hipotecarios a tipo fijo, con los que gana más dinero. Y para conseguirlo, rebajó los intereses de estos productos, lo que avivó aún más la guerra comercial que se libra desde hace meses dentro de ese sector.

Tipos fijos más bajos que nunca

Para entender esta estrategia hay que tener presente que, de media, las hipotecas variables tienen un interés de alrededor del 0,5%: la suma de un diferencial medio del 1% más un euríbor que ha rondado el -0,5% a lo largo del primer trimestre de 2021. El de las fijas, en cambio, suele situarse entre el 1% y el 2%, así que a la banca le sale más a cuenta que los clientes se decanten por un tipo de interés fijo.

Así, para incentivar la contratación de hipotecas fijas, muchos bancos decidieron reducir sus tipos a lo largo del primer trimestre de 2021. Según HelpMyCash, entre las entidades que se sumaron a esta estrategia se encuentran Bankinter (del 1,40% al 1,30% a 20 años), Banco Santander (del 1,45% al 1,30% a 20 años), Openbank (del 1,60% al 1,40% a 20 años) o COINC (del 1,35% al 1,30% a 20 años), entre otras.

Los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirman que esta guerra comercial dio sus frutos. En enero de 2021, el último período registrado por este organismo, el 51,2% de las hipotecas contratadas tenían un interés fijo. Teniendo en cuenta el éxito de esta política, es lógico pensar que la banca mantendrá bajos sus tipos fijos mientras el euríbor cotice en valores parecidos a los actuales.

Varios bancos encarecieron sus hipotecas variables

Los datos del INE reflejan, no obstante, que una minoría muy importante aún se decanta por las hipotecas variables; unos productos poco atractivos para las entidades por su baja rentabilidad. No es extraño, por lo tanto, que varios bancos encarecieran estos préstamos durante el primer trimestre de 2021.

Dos entidades que empeoraron las condiciones de sus hipotecas variables fueron Banco Santander y MyInvestor. El primero subió el interés del euríbor más 0,79% al euríbor más 1,29%, mientras que el segundo lo aumentó del euríbor más 0,69% al euríbor más 0,79%. Recientemente, Targobank también ha encarecido el interés inicial de su hipoteca variable (del 1,50% al 1,65% el primer año, aunque para los siguientes se mantiene en el euríbor más 0,86%), lo que invita a pensar que la banca seguirá empeorando las condiciones de estos productos para sacarles una mayor rentabilidad y para que la demanda se traslade hacia los tipos fijos.

El mercado da ciertos indicios de recuperación

Más allá de los ingresos, a la banca también le preocupaba, como era lógico, que la tercera ola de la pandemia redujera la demanda de hipotecas para la compra de vivienda. Y, de hecho, así fue; según el INE, la firma de estos productos se redujo en un 31,6% interanual durante el mes de enero de 2021.

En febrero, no obstante, el mercado hipotecario mostró ciertos síntomas de recuperación. Y es que los bancos concedieron, según el Banco de España, un total de 4.463 millones de euros en hipotecas, lo que supone el mejor dato en este mes desde el año 2010. Desde HelpMyCash, eso sí, consideran que eso podría deberse a un incremento del importe medio de estos préstamos, así que afirman que habrá que esperar a que se publiquen más datos para ver cuál ha sido la tendencia real del trimestre y cuál podría ser la del resto del curso bancario.