Inmodiario

Madrid. Los clientes podrán entregar la escritura, cancelar la obligación hipotecaria y permanecer en sus casas como inquilinos. De momento, se trata solo de una experiencia piloto la que acaba de poner en marcha el Bank of America, una salida para que un número limitado de clientes que se enfrentan a ejecuciones hipotecarias tengan la oportunidad de permanecer en sus hogares en alquiler.

“Cuando los propietarios están luchando por hacer frente a los pagos, la hipoteca vale más que su casa y la ejecución acecha, esta puede ser una solución”, ha comentado Ron Sturzenegger, asesor ejecutivo del Servicio de Activos del Bank of America.

De momento, el proyecto piloto se hará de forma limitado sobre una selección de unos 1.000 hipotecados en tres de los Estados más golpeados por la crisis inmobiliaria, como Arizona, Nevada y Nueva York.

Los elegidos deben cumplir una serie de requisitos para poder acogerse al proyecto. El crédito fue concedido por el Bank of Amercia, llevan una mora de más de 60 días, han agotado las soluciones de modificación de las condiciones del préstamo o no han respondido a las alternativas a la ejecución hipotecaria, incluida la venta a corto y escritura en lugar, riesgo de ejecución y tener ingresos suficientes para afrontar las rentas de alquiler.

Los participantes transferirán la titularidad de sus casas al banco y con ellos cancelarán la deuda hipotecaria. A cambio, podrán alquilar su casa por un máximo de tres años, con una renta menor que la cantidad pagada por la hipoteca. Además, quedará exento de pagar impuestos y seguros.

Inicialmente, Bank of America conservará la propiedad de las propiedades, en colaboración con las sociedades de gestión de propiedad para supervisar las propiedades de alquiler.