Inmodiario

Editor de InmoDiario.

MÁLAGA.   Empresas de turismo residencial de Andalucía estiman que este sector no se recupere y alcance una estabilización al menos hasta el año 2011, debido a la complicada situación económica, la caída del consumo y el retraso de la planificación urbanística.

   El presidente de la Asociación de Empresas de Turismo Residencial, Deportivo de Salud de Andalucía (Promotur), Ramón Dávila, indicó respecto a 2008 que el balance es "muy negativo", ya que "han concurrido una gran cantidad de factores, todos negativos".

   Al respecto, aseveró que estos factores "han llevado al sector  prácticamente a una situación crítica", con una caída de alrededor del 50 por ciento en relación al año anterior, descenso al que hay que sumar los registrados, aunque de modo "más suave", en ejercicios anteriores.

   Dávila señaló que, para 2009, las previsiones "no son nada halagüeñas y probablemente continúe la evolución negativa" y recordó a Europa Press que el turismo residencial, "con independencia de su propia evolución, está condicionado además por una serie de factores externos de la economía en general".

   "El sector tiene unos condicionantes propios, como el sobreprecio, el excesivo 'stock', la falta de confianza, la ausencia de financiación o la caída absoluta del mercado británico; unos problemas que hoy por hoy no se ven con posibilidades de superarse", lamentó.

   Además, precisó que también influye "la evolución general de la economía, la crisis financiera internacional y la necesaria reactivación del consumo", por lo que entendió que "lo fundamental es que la economía se reactive para que baje el 'stock' disponible".

   Por tanto, apuntó que la previsión del colectivo es que la recuperación del sector se logre en un plazo de entre tres y cuatro años, estimando que para el horizonte de 2011 se alcance "una estabilización".

   "El 'stock' existente tiene que ser absorbido y va a ser complicado", reiteró, al tiempo que incidió en que este proceso "también depende de la celeridad de los gobiernos para que parte de las viviendas libres puedan ser utilizadas como VPO".

"CASI CUATRO AÑOS DE CRISIS"

   Por su parte, el presidente de la Federación Andaluza de Urbanizadores y Turismo Residencial, Ricardo Arranz, subrayó que en la Costa del Sol arrastran "casi cuatro años de crisis" y consideró que "la tendencia lógica es que para 2010 o 2011 se inicie una recuperación".

   Arranz declaró que, a la crisis económica, "hay que sumar los escándalos, más políticos que urbanísticos, que, como el caso 'Malaya', han deteriorado mucho la imagen de Marbella y la Costa del Sol".

   Indicó que, al menos, la falta de licencias en la zona conlleva que se afronte la situación con una oferta de viviendas "casi cero", por debajo de otros destinos como Valencia, Alicante y Murcia, por lo que entendió que, en este aspecto, "estamos en una mejor posición".

   Sin embargo, el presidente de la Federación de Urbanizadores y Turismo Residencial estimó finalmente que 2009 "va a ser todavía peor, las ventas van a seguir prácticamente igual y las expectativas son muy complicadas".

Editor de InmoDiario.