Inmodiario

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática de la Generalitat Valenciana, Rubén Martínez Dalmau, ha entregado los certificados energéticos a los ayuntamientos de Alzira, Cheste, Formentera del Segura, Paiporta, Sax, Teulada, Utiel y Xaló, los ocho municipios de la Comunidad que han participado en el Proyecto Sherpa.

El vicepresidente ha puesto en valor el papel de los ayuntamientos en la sostenibilidad y eficiencia energética y ha señalado la importancia del proyecto Sherpa, que "atiende específicamente la necesidad de descarbonización del sector de la edificación y en este caso del parque de edificios públicos".

Martínez Dalmau se ha referido al interés y repercusión del proyecto que ha permitido evaluar energéticamente 165 casos de estudio repartidos por toda la cuenca mediterránea, 26 de ellos en la Comunidad.

A este respecto, ha destacado que "tener a disposición de los centros de innovación ejemplos concretos de edificios de uso público es fundamental para el buen desarrollo de la necesaria transición hacia un futuro más respetuoso con el medioambiente y más cuidadoso con nuestra calidad de vida".

También se ha referido al Pla Hàbitat 20.30 (en la actualidad en fase de participación) y que incluye el reto estratégico de la transición verde. En este sentido, ha dicho que "desde el Consell nos alineamos on las líneas estratégicas que rigen en Green Deal, y que se concreta en las múltiples colaboraciones de la Generalitat con las instituciones europeas.

Proyecto Sherpa evalúa edificios públicos municipales

Sherpa es un proyecto de cooperación transnacional del Programa Interreg MED, que surge en este contexto de necesidad de descarbonización del sector de la edificación con el objetivo de reforzar las capacidades de las administraciones públicas a nivel regional y local en los territorios abarcados por el proyecto.

Su objetivo es mejorar la eficiencia energética en los edificios públicos y abordar las dificultades relacionadas con los proyectos de renovación energética de edificios en la zona del Mediterráneo.

Una de las principales metas del proyecto ha sido evaluar energéticamente 200 edificios públicos para proponer medidas de mejora energética más rentables a la hora de desarrollar proyectos de renovación energética en edificios públicos. De estos 200 edificios, 100 pertenecen a las regiones mediterráneas participantes en el proyecto, y otros 100 edificios fueron seleccionados de municipios de esas regiones.

Finalmente, se ha logrado sumar 165 casos de estudio repartidos por toda la cuenca mediterránea, 26 de ellos de la Comunidad. En total se han analizado 14 edificios valencianos, incluyendo 5 hospitales, 4 colegios y 5 oficinas.

Además, se han analizado otros 12 edificios públicos pertenecientes a administraciones locales, abarcando diferentes usos, tales como oficinas, colegios, centros culturales y deportivos.

Respecto a los años de construcción, se han incluido desde edificios históricos, construidos en 1850 hasta edificios de reciente construcción, de 2016. Como resultado final, se ha obtenido una representación característica del parque de edificios público.

La información obtenida es imprescindible a la hora de analizar grandes parques de edificios y de establecer estrategias y planes la renovación energética acordes a los objetivos establecidos por las directrices europeas en materia de clima y energía.