Inmodiario

Más de 200 empresas murcianas se beneficiarán en 2017 de las ayudas para el fomento de la eficiencia energética y el uso de las energías renovables, dentro de la nueva convocatoria de ayudas contempladas en el programa Operativo Feder 2014-2020.

Esta convocatoria se enmarca en el Programa Operativo Feder 2014-2020. En el caso de la Consejería de Agricultura y Agua se destinarían 33 millones de euros; en el caso de la Consejería de Fomento e Infraestructuras, casi 10 millones de euros; y en el caso de la Consejería de Desarrollo Económico Turismo y Empleo, 28 millones de euros.

En lo que respecta a ésta última consejería, esos 28 millones de euros beneficiarán a más de 500 empresas, lo que representa un incremento muy importante, multiplicando por siete la cuantía de las ayudas concedidas entre 2007-2013, cuando se destinaron 3,8 millones de euros que beneficiaron a 205 empresas.

Esta misma semana se publicará en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM) la primera convocatoria de ayudas para el ejercicio 2017 de la Consejería de Desarrollo Económico, Turismo y Empleo, que contará con una dotación de 4,5 millones. De esta cantidad, 2,5 millones se destinarán a actuaciones de mejora de la eficiencia energética y 2 millones de euros para proyectos de energías renovables.

Igualmente, Pedro Antonio Sánchez y los presidentes de Anpier y Aremur acordaron impulsar una campaña para informar a la población de las ventajas del uso de las energías renovables, fotovoltaica y de autoconsumo, al considerar que los últimos cambios legislativos y normativos han podido crear cierta confusión o incertidumbre en los ciudadanos. Se trata de un sistema de generación de energía transversal que puede ser un elemento de competitividad que haga ganar poder adquisitivo a las empresas y familias para que sigan siendo elemento dinamizador del crecimiento económico.

Las ayudas para el fomento de la eficiencia energética y el uso de energías renovables están dentro del Plan Energético de la Región, que cuenta con el respaldo y consenso de los agentes sociales y con la participación ciudadana. Contempla un centenar de acciones. Unas 20 dirigidas a empresas; para familias hay más de 10 acciones, y también se han fijado una serie de medidas adicionales en la Administración regional.

Entre los objetivos de este Plan está mejorar la competitividad, en especial de las empresas, lo que repercutirá en la creación de empleo estable y de calidad; y luchar contra el cambio climático mediante la reducción de las emisiones CO2. Además, con estas ayudas se garantizan las infraestructuras, la calidad y la seguridad del suministro.