Inmodiario

La Junta de Gobierno ha aprobado el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Madrid y la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) para que la empresa pública tramite los expedientes de las ayudas a la rehabilitación que miles de familias madrileñas solicitaron en 2018, dentro de la convocatoria de ese ejercicio del Plan Mad-re.

Este acuerdo forma parte del plan de choque puesto en marcha por el Área Delegada de Vivienda para ir dando salida a los miles de expedientes que se presentaron en el mandato anterior y que todavía no han sido resueltos.

El objetivo de la EMVS es tramitar en el menor tiempo posible los 1.200 expedientes de la convocatoria del Mad-re 2018, que afectan a unas 24.000 familias madrileñas. El Ayuntamiento recurre así a la experiencia de la plantilla de la empresa pública a la hora de tramitar estas solicitudes y ha firmado un convenio con ella con un coste plurianual de 1,3 millones de euros.

Como ha explicado la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, en rueda de prensa, el nuevo equipo municipal se encontró con un importante colapso en la tramitación de estas ayudas.

En el anterior mandato hubo convocatorias de subvenciones a la rehabilitación que implicaban un compromiso total de 131 millones de euros, pero en junio de 2019 solo se había pagado el 19 %, es decir, 24,8 millones. Por ese motivo, el Área Delegada de Vivienda decidió establecer un plan de choque con el objetivo de que la subvención económica llegase de una manera ágil y eficiente a los vecinos de la capital.

Además, las nueve convocatorias conllevaron 4.800 solicitudes, de las que 2.500 se quedaron sin tramitar. Ese plan de choque, que ha supuesto más contratación de personal por parte del Área Delegada de Vivienda y la implicación de la EMVS, ha tenido buenos resultados en muy poco tiempo.

En solo un año se han tramitado más de 800 expedientes que afectan a 17.000 familias de las convocatorias de los ejercicios 2016 y 2017, lo que equivale a 26,3 millones en pagos. De esta forma, en un año se han hecho llegar a las familias tantas subvenciones como en los cuatro años del anterior mandato. También hay otros 423 expedientes tramitados en su fase final que benefician a otras 8.400 familias.

Con el convenio aprobado este jueves con la EMVS se espera dar un empujón definitivo a este plan de choque y resolver los expedientes que más tarde se solicitaron y que corresponden a la convocatoria de 2018.

No obstante, hasta la firma de este convenio, el Área Delegada de Vivienda ya había empezado a trabajar en muchos expedientes de la convocatoria de 2018, pagando a los vecinos 8,7 millones en ayudas y concediendo el abono de otros 11,7 millones.

Ayudas al amianto

También destaca la importante labor que se ha hecho desde el Área Delegada de Vivienda con las ayudas específicas a la retirada del amianto, un tema muy sensible para muchas comunidades de vecinos de los barrios más antiguos. De los 2.500 expedientes de rehabilitación sin tramitar del mandato anterior, 107 de ellos eran relativos al amianto. El Ayuntamiento ya ha conseguido tramitar el 90 %, el equivalente a cuatro millones de euros. De esa cuantía, ya se ha transferido a comunidades de vecinos 1,8 millones.

Además, el Ayuntamiento ha aprobado un nuevo plan de rehabilitación que ha entrado en vigor esta semana y que plantea una simplificación del sistema anterior: una convocatoria anual que aglutina todas las actuaciones de rehabilitación que cada comunidad de propietarios puede hacer en su edificio. Un nuevo plan que eleva el porcentaje de ayudas, llega a todos los barrios de Madrid y permite que las comunidades que se quedaron sin ayudas en anteriores planes puedan volver a presentarse.

Bautizado como Rehabilita 2020, engloba cuatro tipos de actuaciones: conservación, salubridad, accesibilidad y eficiencia energética. Este plan está dotado con nueve millones de euros, ampliables a 15 en función de las solicitudes y la disponibilidad presupuestaria y espera poder ayudar a 5.000 familias y generar unos 1.700 empleos.