Inmodiario

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha presentado un informe al Consejo de Gobierno donde desgrana sus dos proyectos de Compra Pública de Innovación, con los que contará con 9,5 millones de euros para promover el sello verde y las políticas respetuosas con el medio ambiente tanto en el transporte público como en la edificación de viviendas.

La etiqueta ecológica estará muy presente en estos proyectos que han sido seleccionados en la última convocatoria de Compra Pública de Innovación (CPI) promovida por la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidad.

Junto al carácter innovador que ya de por sí presentan estas iniciativas, el otorgamiento oficial del sello verde supondrá, como valor añadido, que estará alineado con el uso y desarrollo de tecnologías limpias, reduciendo vertidos y emisiones de gases de efecto invernadero, utilizando materiales de bajo impacto medioambiental y, en definitiva, garantizando la sostenibilidad ambiental y ecológica.

El proyecto Electromove constituye el paso inicial de un proyecto de mayores dimensiones que tiene por objeto la integración a gran escala de la electromovilidad en el transporte mediante el desarrollo de tecnologías que permitan la recarga por inducción de vehículos eléctricos en movimiento.

El uso de la electricidad para el transporte ya ha demostrado con anterioridad su utilidad, ya sea por catenarias, carga física o mediante cableado en estacionamiento y, más recientemente, ha habido alguna experiencia de carga por inducción en estacionamiento, pero con este proyecto se da un paso más.

El sistema que se ha ideado para este proyecto de Compra Pública de Innovación proporciona electricidad de forma constante desde el pavimento sin contacto a un autobús, utilizándola así como medio de propulsión. Esta electricidad se suministraría por tramos, por lo que no haría falta instalarlo en todo el recorrido.

Electromove, que cuenta con un presupuesto de 6,7 millones de euros, comenzará con su implantación en una plataforma reservada de transporte público en autobús. Esta opción permite probar en un entorno controlado cómo responde el sistema ante diferentes situaciones, como pendientes, paradas, semáforo o uso de climatización, entre otros factores. En esta primera fase se realizarán estudios técnicos y económicos para planificar una futura Red de Electromovilidad para Vehículos Eléctricos.

Edificación con mínimo consumo energético

La Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) cuenta también con un proyecto de innovación denominado Sistema de Vivienda Protegida Industrializada de Consumo Energético Casi Nulo (nZEISHB, en sus siglas en inglés), que trata de encontrar un sistema modular y flexible de vivienda protegida plurifamiliar, industrializada, que apenas registre consumo energético.

Con el desarrollo del proyecto, la agencia pretende obtener y disponer de los mecanismos necesarios para cumplir la exigencia del Código Técnico de la Edificación, por el cual los nuevos edificios plurifamiliares deben dotarse de las instalaciones necesarias para garantizar el mínimo consumo de energías.

El proyecto, con un presupuesto de 2,8 millones de euros, conjuga la inclusión social, la descarbonización y la innovación productiva. Y ello porque persigue objetivos como mejorar el medio ambiente urbano, reducir el gasto energético de las familias, disminuir la pobreza energética, aumentar la calidad de vida y el confort de los hogares, mejorar la salud de la población y ofrecer oportunidades a las pymes andaluzas. Pero, además, su desarrollo puede aportar ventajas competitivas y puede ser una oportunidad para propiciar el liderazgo industrial de Andalucía en esta materia.