Inmodiario

Hoy en día, por cualquier ciudad que se pasee, los andamios son tan frecuentes que se han convertido en un elemento más del paisaje urbano. Claro que, montar, asegurar, proteger, mantener y desmontar una de estas estructuras no es tarea fácil. En el proceso de instalación de un andamio, los trabajadores encargados tienen que tener en mente tres premisas: minimizar la posibilidad de riesgos, como caídas de objetos o desplazamientos de la estructura; preservar la seguridad de los vecinos del edificio andamiado, evitando la posible entrada de intrusos a los locales comerciales y viviendas que quedan en su interior; y, por último, proteger su propia seguridad en el trabajo. Jonathan Alonso Martínez es el CEO y fundador de Andamios en Madrid, una empresa especializada en el alquiler de andamios. Según Jonathan Alonso, para realizar el montaje seguro de un andamio, los trabajadores encargados siempre tendrán que tener en cuenta lo siguientes puntos:

1.Estudiar, antes del montaje, el lugar de instalación.

2.Poner en práctica las instrucciones del fabricante.

3.Cuidar la seguridad laboral de los montadores.

4.Instalar, si fuera necesario, la iluminación artificial adecuada

5.Tener en cuenta vibraciones y condiciones meteorológicas del emplazamiento, en especial las cargas de viento.

Montar, utilizar y desmontar con seguridad

Por muy precavido que se sea en el trabajo, siempre habrá que ser especialmente cuidadoso en el montaje y desmontaje de un andamio. Según David Manchado Vilches, un montador con mucha experiencia en su trabajo, para minimizar, en lo posible, los riesgos de accidente durante el montaje de un andamio, habrá que "tramitar un certificado de estabilidad, garantía de la seguridad de los trabajos; improvisación cero; imposibilitar el desplazamiento accidental de las plataformas; eliminar, reducir y controlar el riesgo de caídas; poner todos los medios para impedir que el equipo se desequilibre mientras se trabaja; eliminar, reducir y controlar los riesgos derivados de las condiciones meteorológicas, las interferencias entre edificios y obras próximas; y, por último, instalar y aislar todas las instalaciones eléctricas que necesite el andamio" Para estar seguro de que se cumple con todo lo anterior, el responsable del montaje tendrá que ser un operario con la adecuada formación profesional. El CEO de Vertical Madrid subraya que "esta persona será alguien titulado en arquitectura, arquitectura técnica, ingeniería técnica. O, incluso, un profesional formado en algún módulo de Formación Profesional, rama edificación y obra civil".

En qué consiste el trabajo de este coordinador

El montador David Manchado enumera las tareas que quedan bajo la tutela de este profesional "replanteo del andamio y correcta instalación; asegurarse de que las plataformas de trabajo no presentan irregularidades ni discontinuidades; vigilar la no existencia de roturas, grietas o deformaciones en los elementos del andamio, de manera que no se comprometa su seguridad; comprobar la correcta fijación y unión de los componentes del andamio; supervisar y controlar la sujeción de los elementos de anclaje y fijación; visar y testar el buen estado y fijación de redes, mallas, toldos, así como su continuidad en toda la superficie". En otras palabras, quien se encargue de montar, mantener y desmontar un andamio, tendrá que ser alguien capaz de interpretar, y seguir, con todo detalle, todas las instrucciones sobre seguridad de los andamios. Además, deberá cumplimentar los documentos que garantizan que la manipulación de la estructura se hace correctamente.

Lo mejor contra los cacos

El andamio ya está montado. Jonathan Alonso explica la última tarea pendiente "debe impedirse el acceso de intrusos a las viviendas y locales comerciales que quedan dentro del edificio andamiado. Por esta razón, para evitar asaltos de ladrones u okupas (por poner dos ejemplos) todo andamio debe contar con un buen sistema de seguridad perimetral, con barreras y detectores infrarrojos". José Manuel Pérez Castro, experto en instalaciones de seguridad en andamios y estructuras metálicas, explica cómo funcionan estos sistemas "cuando uno de los rayos se interrumpe, se retrasa la activación de la alarma. Es cuando la interrupción se da en dos, o más rayos, el sistema de aviso se activa".

¿Y, qué hay que tener en cuenta a la de instalar, en un andamio, un circuito de seguridad? En palabras del montador David Manchado, son dos los factores a vigilar: clima "un sensor perimetral debe funcionar todo el día y bajo cualquier tipo de climatología" y resistencia a la luz "los sensores perimetrales instalados en un andamio tienen que tener una alta tolerancia al deslumbramiento, a poder ser, por encima de los 50.000 lx ". El andamio está listo.