Inmodiario

ALCO Grupo Empresarial, compañía dedicada al alquiler de maquinaria para la industria de la construcción y servicios, y que ocupa el tercer puesto en el sector, ha superado el concurso de acreedores voluntario, presentando en diciembre de 2014. El proceso, que se ha desarrollado en 10 meses, y que ha contado con el asesoramiento del despacho de abogados Cuatrecasas, Gonçalves Pereira y Ambit Assessors; culmina con la adhesión del 92% de la masa acreedora al plan de viabilidad, presentado por la empresa.

ALCO Grupo Empresarial presentó solicitud de concurso voluntario de acreedores después de varios años con dificultad para atender el importe de la deuda bancaria con la que financió su crecimiento y expansión. Durante toda la tramitación del procedimiento ALCO Grupo Empresarial ha mantenido la actividad con absoluta normalidad y ha venido atendiendo a sus clientes con la misma excelencia y diligencia que hasta la fecha le han caracterizado.

Tras el importante hito conseguido con la firma del convenio, la compañía está en condiciones de afrontar los retos de crecimiento que se proyectan en su plan de negocio, y que aseguran la recuperación de la senda de los beneficios. El Presidente de ALCO, Rafael García, asegura que el exitoso proceso de reestructuración de la compañía no hubiera sido posible sin el apoyo y esfuerzo de todos los trabajadores, y la confianza de los clientes y proveedores. Asimismo, destaca "el respaldo que en todo momento ha tenido del equipo directivo, así como del juzgado, y especialmente de la administración concursal, Alfa Forensis, cuya implicación en la ejecución de la reestructuración han sido decisivas".

Culminada con éxito la etapa de reestructuración, la compañía afronta desde sus delegaciones de Barcelona, Lleida, Huesca, Zaragoza y su filial de Chile, el crecimiento estratégico que responde a las necesidades actuales del mercado.

ALCO Grupo Empresarial tiene el convencimiento que se abre una nueva época en el sector en la que se debe superar la impecable atención al cliente, para convertirse en verdaderos "socios" industriales en cada uno de los proyectos que acometan sus clientes, compartiendo con ellos la ilusión por conseguir la perfección en el resultado del mismo. Sin duda, ALCO sale fortalecida de su proceso de reestructuración, y cuenta con ilusiones renovadas, que le permitirá ponerse a la cabeza de la recuperación de su sector.