Inmodiario

Los expertos reunidos por SIMAPRO HomeEdition coinciden en que esta crisis marcará un antes y después en la manera en que las empresas se van a relacionar con sus clientes.

El octavo encuentro de SIMAPRO HomeEdition ha analizado cómo la comunicación puede contribuir a gestionar el post COVID-19 a partir de las experiencias aprendidas tanto por el inmobiliario como de otros sectores de actividad durante esta crisis. En el encuentro de hoy han intervenido como ponentes Susana Boyano García, Directora del Departamento de Marketing de HI! REAL ESTATE, Susana Graupera, Directora de Reputación y Comunicación Corporativa de ATREVIA, Miguel Ángel Jiménez, CEO de PERSUADIS, y Javier Navarro, Managing Director de DOUBLEYOU. Miguel Ángel Barquero, Director General de GRUPO FERROCARRIL, ha moderado el coloquio.

La comunicación va a ser clave en la recuperación de la credibilidad de las marcas y del sector inmobiliario en su conjunto. Este ha sido el mantra repetido una y otra vez por los ponentes del coloquio celebrado hoy en el marco de SIMAPRO HomeEdition. Comunicación, sí, pero diferente a la que se venía ejecutando antes de la irrupción del coronavirus. "En adelante tendremos que ser muy flexibles, muy líquidos. Hay que estar preparados para todo y aportar mucha coherencia, sensatez y mucha comunicación, decir que seguimos aquí, y hacerlo con honestidad", ha puntualizado Susana Graupera, Directora de Reputación y Comunicación Corporativa de ATREVIA. Javier Navarro, Managing Director de DOUBLEYOU, ha ido un paso más allá y ha insistido en el rol social que las marcas han adquirido durante este período de confinamiento. "Esta crisis está definiendo un antes y un después en la manera en que las marcas se están relacionando. Las marcas son más conscientes que nunca de su rol social y los ciudadanos esperan que las marcas sigan ayudando en el post COVID", ha afirmado.

Un argumento compartido por Miguel Ángel Jiménez, CEO de PERSUADIS, quien ha llamado la atención sobre el hecho de que "en el sector inmobiliario, la marca nunca ha sido un valor reconocido por el comprador de una vivienda". En su opinión, esta crisis va a dar un vuelco de 180 grados a esta percepción. "En este período de incertidumbre, la marca va adquirir una dimensión determinante por su capacidad para generar confianza en los futuros clientes". Esto solo será posible, según Susana Boyano García, Directora del Departamento de Marketing de HI! REAL ESTATE, "si los clientes comienzan a percibirnos como transparentes, que, hoy por hoy, como recientemente señalaba un estudio de Planner Exhibitions e Inmobiliarios Solidarios, es la asignatura pendiente del sector". Para conseguir este vínculo empático con el cliente es necesario escucharle atentamente, para conocer sus inquietudes y expectativas. "Por eso, en estas semanas no nos hemos centrado en vender, sino en mirar al exterior y en reforzar los lazos de confianza con este cliente", ha añadido Boyano García.

"Prefiero las marcas que dan un paso al frente y dicen algo, pero desde la honestidad y pensando lo que se dice y teniendo siempre a la gente como punto de referencia", ha dicho Javier Navarro. No obstante, este esfuerzo comunicativo va a tener necesariamente sus límites, como se ha encargado de apuntar Susana Graupera, para quién "no todo lo que hace o dice una empresa tiene que ir a un medio de comunicación. Existen otros muchos canales y en este periodo hay que diversificar las vías de expresión corporativa". En este sentido, Javier Navarro ha mencionado cómo algunas empresas han recurrido durante esta crisis a una comunicación "puramente emocional", sin ocultar la dura realidad del momento, pero comprometiéndose con sus clientes. En concreto ha citado las campañas de Bankinter, TurEspaña e Ikea.

El uso de la tecnología ha tenido un protagonismo especial en este nuevo encuentro de SIMAPRO HomeEdition. Tecnología en un sentido amplio y versátil, como herramienta de competitividad, de comunicación y también comercial. Para Miguel Ángel Jiménez, CEO de PERSUADIS, la tecnología será "esencial" no solo porque "nos va a facilitar el proceso de compra", sino porque además nos va "a ayudar a movernos por el futuro incierto que nos espera, ya que no sabemos lo que pasará y ni tampoco si esta situación puede volver a repetirse". Una incertidumbre que, en opinión de Susana Graupera, las marcas del sector tendrán que contrarrestar a base de confianza, "y la tecnología puede resultar muy útil en este empeño". Un nuevo contexto para las empresas inmobiliarias que Javier Navarro, Managing Director de DOUBLEYOU, ha resumido de la siguiente manera: "Creo que el proceso de innovación tiene que ser esencial para el sector en esta nueva fase en la que entramos. Esencial en un doble sentido, tanto para vender como para comunicar".