Inmodiario

El nuevo encuentro organizado por SIMAPRO HomeEdition ha analizado cómo será el urbanismo y la ciudad en la era post COVID-19. En este encuentro han intervenido como ponentes Mariano Fuentes, Delegado del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano del AYUNTAMIENTO DE MADRID, Carolina Roca. Socia Directora General de GRUPO INMOBILIARIO ROCA y Vicepresidenta de ASPRIMA, Alfonso Vegara, Fundador & CEO de la FUNDACIÓN METRÓPOLI. Marcos Sánchez Foncueva, Director Gerente de la JUNTA DE COMPENSACIÓN PARQUE DE VALDEBEBAS, ha moderado el coloquio.

El urbanismo y el proyecto de ciudad en la era post COVID-19 han sido los argumentos que han articulado las reflexiones y los debates del séptimo encuentro digital organizado por SIMAPRO HomeEdition. Todos los ponentes han coincidido en la necesidad de diseñar un proyecto de futuro para la ciudad de Madrid que integre a la iniciativa privada en el proceso de decisión de las normativas urbanísticas y en especial del Plan General.

La Directora General de GRUPO INMOBILIARIO ROCA y Vicepresidenta de ASPRIMA ha sido muy reivindicativa en este asunto. "La Administración tiene que ser capaz de atraer a la iniciativa privada con el fin de impulsar la construcción en el post COVID", ha afirmado. Y no solo por una elemental cuestión de protagonismo, "máxime cuando la Administración carece de los recursos financieros necesarios para sacar adelante un Plan General", sino porque de esta manera contribuiría a solucionar graves problemas sociales, como el acceso a la vivienda.

La iniciativa privada, clave

En este sentido, Carolina Roca ha lamentado que durante mucho tiempo el urbanismo de Madrid se haya sometido a dictados ideológicos. "Con esta crisis estamos aprendiendo que en política es mejor un gestor medio que un gran ideólogo. La gestión política es la no gestión, que, además, genera graves problemas sociales". Por esta razón, la Vicepresidenta de ASPRIMA ha hecho un llamamiento a la sensatez de las administraciones en la distribución de las ayudas. "Tenemos que tener muy claro que las subvenciones de hoy son los impuestos de mañana, así que tendremos que ser muy eficientes en la salida de esta crisis y en la gestión de estas ayudas", ha puntualizado.

En su intervención, Carolina Roca ha puesto en valor la importante contribución que este sector, puede tener en la recuperación del empleo. "La construcción comporta un uso muy intensivo de mano de obra, por lo que no hay que descartar que incluso llegue a sustituir, al menos en el corto plazo, al verdadero motor de la economía española, el turismo, que con toda seguridad va a tener un período de transición más prolongado".

En su opinión, esto solo será posible si las diferentes administraciones de nuestro país se involucran sincera y decisivamente en la solución de los cuatro principales obstáculos que lastran el sector. "En primer lugar, su materia prima: el suelo. Hay que rebajar su precio y el de su urbanización. En segundo lugar, los costes burocráticos, la tramitación de licencias, agilizando las de obras y sustituyendo la de primera ocupación por una declaración responsable. En tercer lugar, hay que flexibilizar las normativas urbanísticas y técnicas. Y en cuarto lugar, hay que reducir la fiscalidad sobre la producción de la vivienda, que llega hasta un 25%".

Madrid, un proyecto ilusionante

Alfonso Vegara, Fundador & CEO de la FUNDACIÓN METRÓPOLI, ha centrado sus intervenciones en el coloquio en la urgencia de que Madrid cuente con "un proyecto de ciudad ilusionante e integrador", ya que las ciudades están llamadas a convertirse "en inmensos laboratorios en los que se va a reinventar la movilidad, repensar la vivienda e incluso la manera en que viviremos el territorio". En su opinión, Madrid, por las circunstancias extraordinarias del confinamiento, "tiene la oportunidad de convertirse en referente de la recuperación de la vida de las ciudades", para lo que tiene que inspirarse en el ejemplo de otras ciudades, que, como Singapur, Bilbao y Medellín, consiguieron transformarse partiendo de una situación dramática. Y esta crisis puede ser nuestra oportunidad para lograrlo".

El Fundador & CEO de la FUNDACIÓN METRÓPOLI, también ha reflexionado sobre el futuro de las ciudades, a pesar de reconocer "la falta de imaginación que hemos tenido los urbanistas" para transformarlas. "La ciudad del futuro será más humana, más tranquila, con mucha más calidad de vida. Pero para ello hay que intervenir en espacios concretos, ser capilares. La Integración entre la inteligencia humana y la inteligencia artificial es lo que va a definir la ciudad del futuro. Estas súper ciudades serán más resilientes e integradas",

Alfonso Vegara ha recalcado que, hoy en día, "la gran competencia entre las ciudades no consiste en atraer turismo o inversiones, sino talento. Y el problema de Madrid es que no sabemos cómo vendernos, nos falta un proyecto de futuro". Y un deseo a modo de conclusión: "Animaría a los líderes que gobiernan Madrid a creer en su capacidad transformadora para definir un proyecto de futuro e integrar en él a la iniciativa privada".

El Ayuntamiento, un agente integrador

Mariano Fuentes, Delegado del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano del AYUNTAMIENTO DE MADRID, ha compartido también el objetivo de que "el sector de la construcción se convierta en un sector refugio para la inversión, en una palanca de la recuperación, y desde la Administración tenemos que contribuir a ello". Un objetivo para el que ya está trabajando el Ayuntamiento de Madrid, que desde el inicio del estado de alerta "ha concedido 300 licencias de primera ocupación, 1.000 para nuevas viviendas, 400 licencias para otros usos, así como para los proyectos de Canalejas y Caleido".

El Delegado del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano del AYUNTAMIENTO DE MADRID también adelantó que el Consistorio se está planteando aplicar la fórmula de declaración responsable a la petición de licencias urbanísticas de vivienda, y en concreto a la de primera ocupación como mecanismo para para responder a la demanda urgente de paralizaciones y retrasos por la crisis sanitaria y el estado de alarma. Mariano Fuentes también explicó que la fórmula de declaración responsable es una herramienta para desbloquear y agilizar las tramitaciones urbanísticas, mientras digitalizan el departamento de Urbanismo, un objetivo en el que ya están investigando con la creación de una unidad de trabajo que lidere dicha transformación.

Mariano Fuentes ha insistido en el hecho de que los cambios de conducta de los madrileños impulsados por el confinamiento no van a ser pasajeros. "En la era post COVID, los ciudadanos nos van a demandar otras necesidades en materia de movilidad o en el tipo de vivienda. A lo mejor no en el corto plazo, sino en el medio plazo". En este sentido, las administraciones tienen que estar atentas, "escuchar a los ciudadanos para que no terminen convirtiéndose en la piedra de su zapato, sino en sus cordones".

En opinión del Delegado del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano del AYUNTAMIENTO DE MADRID, la nueva realidad post COVID exige cambios muy profundos, tanto en las rutinas burocráticas del Ayuntamiento como en su visión urbanística de la ciudad. "El nuevo urbanismo tiene que ver con el respeto de aquello que es de todos, sobre todo con el respeto medioambiental. El urbanismo del futuro está íntimamente ligado a la movilidad o, de lo contrario, no tendrá futuro. Tenemos que prescindir planteamientos caducos. El Plan General de Ordenación Urbana de Madrid está agotado, pertenece a una época pasada. Ahora tenemos que fijarnos otras metas, porque los componentes de sostenibilidad económica y social han cambiado completamente", ha concluido.