Inmodiario

La colaboración público-privada es necesaria para la planificación de las ciudades del futuro

Las participantes en el debate organizado por Savills Aguirre Newman apuestan por un modelo de ciudad más amable con los ciudadanos, que les facilite las gestiones diarias a la vez que permita hacer frente a retos como el cambio climático.

La preocupación por el acceso a la vivienda crece entre los jóvenes, que además demandan más espacios comunes y pisos que tengan salida al exterior, sobre todo después de la experiencia del confinamiento.

La cuarta sesión de los Savills Talks Young Talent se ha centrado en el Property Management y la planificación urbanística de ciudades como Barcelona. En esta ocasión, María Torres, Consultant Technical de Property Management en Savills Aguirre Newman ha reunido a cinco mujeres de diferentes ámbitos para discutir sobre las ciudades del futuro. Estas son algunas de las principales conclusiones del debate:

Contar con la participación de los inversores privados y tener en cuenta la opinión de la ciudadanía y perfiles académico es clave en el desarrollo urbanístico de las ciudades

Las Smart Cities deben afrontar ahora el reto del cambio climático

La rehabilitación de edificios puede facilitar el acceso a la primera vivienda de los jóvenes

Las ciudades del futuro contarán con infraestructuras menos agresivas que harán más amable la ciudad hacia sus habitantes

De este modo, a lo largo del debate, las participantes han destacado que la colaboración público-privada, siendo los inversores privados personas físicas o fondos de inversión, puede ayudar a agilizar trámites y desarrollos en las urbes. Asimismo, han recordado que la planificación urbanística debe responder a las necesidades de su población, por lo que resulta muy interesante incentivar la participación ciudadana y académica en la toma de decisiones.

En cuanto a los principales retos a los que hacen frente las ciudades en la actualidad, las invitadas coinciden en que, más allá de la incorporación y el uso de la tecnología en el día, una de las mayores preocupaciones actualmente es el cambio climático. Para hacerle frente, los jóvenes talentos proponen impulsar la reintroducción de la biodiversidad en las ciudades, la gestión inteligente de recursos como el agua o la energía, incentivar medidas como el reciclaje, la movilidad sostenible, etc. Sin embargo, y aunque las generaciones actuales y futuras están más concienciadas y abiertas al cambio, denuncian que todavía faltan regulaciones específicas que permitan aplicar estos cambios que demanda la sociedad actual.

Otra de las principales preocupaciones de los jóvenes es el acceso a la vivienda. Más allá de las dificultades económicas a las que tienen que hacer frente las nuevas generaciones, los jóvenes acusan que el parque de vivienda asequible es insuficiente en ciudades como Madrid o Barcelona. Así, aunque la superficie mínima de la vivienda en Madrid es de 38m2 y en Catalunya se sitúa en los 36m2, no existe vivienda proyectada de este tamaño en barrios céntricos de la ciudad, donde los jóvenes preferirían vivir al independizarse. Una de las vías que proponen para solucionar este problema es apostar por la rehabilitación de edificios, tanto a nivel estructural como energético, para así apostar por una mayor efectividad y sostenibilidad de la vivienda ya construida.

Además, y a pesar de que esta superficie mínima es una de las mayores en España, las expertas reunidas por Savills Aguirre Newman han corroborado que cada vez se demandan más espacios comunes fuera de la vivienda en sí, que permitan sociabilizar con la comunidad, así como la externalización de servicios como la lavandería en espacios dedicados a ello y la incorporación de amenities como coworkings en el lugar de residencia, tal como se destacó también en el Savills Young Talks centrado en residencial.

Finalmente, las participantes en el debate han puesto sobre la mesa otra de las problemáticas de las ciudades en la actualidad: el transporte y las infraestructuras. Así, han hecho hincapié en que algunas infraestructuras como las vías rápidas dentro de la ciudad han creado separaciones entre barrios, por lo que demandan repensar estas construcciones para que la ciudad sea un entorno más amable para sus habitantes. Todo ello, unido a los cambios de mentalidad y actitud hacia el transporte, con un crecimiento notable de la movilidad sostenible y compartida y el uso del transporte público, favorecerá la creación de ciudades más cómodas y agradables.