Inmodiario

La propuesta conjunta CAH i ATRI, a cargo de la Universidad Nacional de Colombia y el colectivo barcelonés Straddle3, ha ganado el concurso internacional BCN-NYC Affordable Housing Challenge, una iniciativa cooperativa entre Barcelona y Nueva York que ha sido liderada por el laboratorio de innovación urbana i.lab.

La propuesta ganadora nace de una colaboración entre el proyecto "Sistema de construcción para vivienda asequible", de la Universidad Nacional de Colombia, y el proyecto "Innovación para la inclusión social", de Straddle3 Barcelona.

Se trata de un planteamiento de densificación de la ciudad que aprovecha los vacíos que todavía se pueden encontrar en el tejido urbano. Eso incluye la rehabilitación de edificios existentes y nuevas construcciones, sin afectar al terreno, mediante nuevas técnicas de construcción económica que sean ligeras, adaptables y rápidas de instalar.

La propuesta constructiva también contempla edificar viviendas con pocos apoyos en el suelo, en suspensión en el aire, e incluso renovar sectores deteriorados o infrautilizados de la ciudad, como por ejemplo autopistas, puertos o estaciones de transporte.

Proyectos piloto en Barcelona y Nueva York

El reto es una iniciativa que impulsan el Comisionado de Tecnología e Innovación Digital y la Concejalía de Vivienda y Rehabilitación del Ayuntamiento de Barcelona en colaboración con el Ayuntamiento de Nueva York, y que se ha liderado a través del i.lab, el laboratorio de innovación urbana social y sostenible.

La propuesta ganadora del concurso internacional ha sido escogida entre 54 proyectos procedentes de 16 países de todo el mundo. Entre estos, se escogieron primero tres finalistas, que se dieron a conocer durante la celebración del Foro de Vivienda de Barcelona en el mes de marzo, y finalmente Barcelona y Nueva York han otorgado el premio a la propuesta CAH i ATRI.

La propuesta recibe una dotación económica de 40.000 dólares para poner en práctica dos proyectos piloto, uno en Barcelona y el otro en Nueva York. Además, el equipo ganador tiene la oportunidad de reunirse con agentes municipales relevantes de vivienda y tecnología, tanto de Barcelona como de Nueva York, y, por lo tanto, ganará visibilidad y reconocimiento internacional.

Soluciones tecnológicas

El objetivo compartido que persiguen las ciudades de Nueva York y Barcelona con el planteamiento de este reto es encontrar soluciones, herramientas y tecnologías innovadoras que disminuyan los plazos y los costes de construcción y rehabilitación de viviendas en zonas urbanas densas, con el fin de hacer la vivienda más asequible para todo el mundo.

La falta de vivienda adecuada y asequible tiene un impacto negativo en la sostenibilidad, la inclusión social, la igualdad, la salud y el bienestar de las personas. Tanto Barcelona como Nueva York están comprometidas para afrontar este reto, tal como recoge la Declaración de los gobiernos locales por el derecho a la vivienda y el derecho a la ciudad, que ambas ciudades lideraron.

La iniciativa BCN-NYC Affordable Housing Challenge se enmarca también en el proyecto europeo IUC, con el que los equipos de vivienda de Barcelona y Nueva York ya hace meses que intercambian experiencias.

  • Tags