Inmodiario

Los días miércoles y jueves se celebra en Madrid (Auditorio de La N@ve), el IV Congreso de Edificios de Energía Casi Nula (EECN), principal foro de encuentro profesional sobre el estado actual de los edificios de alta eficiencia y sus implicaciones en el sector de la edificación, la construcción y la arquitectura en España.

Durante la cita se analizará en profundidad, de la mano de la Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo del Ministerio de Fomento, las Modificaciones Normativas en el DB Ahorro de Energía del CTE que serán aprobadas en 2018 para cumplir los requerimientos de los Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo en España.

Conviene recordar que la Directiva 2010/31/UE de eficiencia energética de los edificios, que promulgaron el Parlamento Europeo y el Consejo hace siete años, establece que todos los edificios de nueva construcción deberán ser de consumo de energía casi nulo en 2020, dos años antes en el caso de los públicos. La regulación española dirigida al cumplimiento de los objetivos comunitarios está reforzando el vínculo entre la calidad el aire interior de los edificios y su eficiencia energética.

Precisamente el confort y la calidad del aire en el interior de los edificios será uno de los temas destacados que abordará el Congreso. Y es que, después de que el sector haya asumido la necesidad de un modelo de construcción menos demandante de energía, impulsado tanto por la normativa como por la concienciación de la sociedad ante problemas como la contaminación, el cambio climático o la pobreza energética, se hace ahora patente la preocupación por la salud de las personas que vivien en edificios cada vez más herméticos.

Ventilación mecánica controlada de doble flujo

En este sentido, la instalación de un sistema de ventilación mecánica controlada de doble flujo -también conocida como recuperación de calor- asegura que la calidad del aire interior que respiran las personas en los edificios es óptima para su salud en todo momento, incluso mejorando la del aire exterior.

"El funcionamiento de los sistemas de ventilación mecánica de Siber consiste en extraer el aire contaminado del interior del edificio -de todas esas sustancias tóxicas- a la vez que filtran el aire del exterior que entra, evitando así que se introduzcan al hogar partículas perjudiciales, proporcionando un ambiente limpio y confortable. De este modo permite que el aire que se respire dentro del edificio sea beneficioso para la salud ", afirma Alberto Rodríguez, ingeniero de Siber.

Además, contribuye a lograr los objetivos de eficiencia energética, puesto que consigue recuperar hasta el 90% del calor del aire extraído para calentar el que accede al edificio. Por lo tanto, disminuye la necesidad de gasto de energía en climatización para alcanzar la temperatura deseada.

Para conseguir ahorrar energía en edificios que pretendan ser EECN también es fundamental una instalación adecuada del sistema de ventilación. De hecho, no se puede construir un edificio EECN o pasivo sin control en la ventilación. En un tipo de construcción que cuida con precisión casi milimétrica que no haya fisuras para el paso incontrolado del aire, "todo el esfuerzo realizado, desde la fase del diseño, tanto en obra nueva como en proyectos de rehabilitación, se puede ir al traste si no se realiza de manera correcta", añade Alberto Rodriguez.

"Ya no basta con conseguir unos niveles adecuados de calidad del aire interior tal y como exige la normativa ( CTE DB HS3), si no que habrá que alcanzarlos consiguiendo a su vez la menor pérdida energética posible, ya que la carga de ventilación empieza a representar una parte demasiado importante en la demanda de la vivienda", concluye.
Siber desarrolla, produce y distribuye en toda España sistemas inteligentes y eficientes de ventilación mecánica para asegurar la calidad del aire interior en edificios residenciales y terciarios. Equipamientos siempre adaptados a los cambios en la normativa sobre salud e higiene en espacios interiores.

  • Tags