Inmodiario

El año 2017 se posiciona como el de la consolidación y expansión del sector inmobiliario español marcado por la tendencia alcista y expansiva del mercado.

Tras comprobar la evolución positiva que ha experimentado el sector durante los ciclos anteriores, este ejercicio se caracteriza por una nueva etapa desarrollista motivada, entre otros factores, por la recuperación de la economía nacional. Es una de las conclusiones ofrecidas durante la V Jornada ACI "Nuevo entorno social y empresarial del inmobiliario", organizada por la Asociación de Consultoras Inmobiliarias (ACI), que se ha celebrado en Madrid.

Según Ricardo Martí-Fluxá, presidente de ACI y encargado de la apertura de la Jornada, "el mercado inmobiliario se ha convertido en uno de los pilares del desarrollo económico en España. La inversión del sector ha alcanzado durante el primer semestre de este año los 6.100 millones de euros, un 38% más que la cifra registrada en el mismo periodo de 2016". Además, ha resaltado la importancia de la innovación tecnológica y la digitalización en los nuevos modelos de negocio que son ya una realidad en el sector.

En paralelo Benito Vázquez, CEO de Everis, analizó cómo las nuevas tecnologías exponenciales están revolucionando el panorama empresarial: robótica, IA, realidad virtual, impresión 3D o blockchain, están evolucionando los modelos de negocios hacia formas de gestión que buscan incrementar el talento dentro de las organizaciones.
Para Vázquez "el adjetivo exponencial de estas innovadoras tecnologías se aplicará en todos los sentidos: temporal y de mercado. En pocos años, la manera de hacer negocio cambiará enormemente".

Por otra parte, la jornada también contó con la mesa redonda presidida por Andrés Escarpenter, consejero de Altamira Asset Management, en la que participaron María José García Prat, directora de Patrimonio Inmobiliario de Cepsa, David Martínez García, Coordinador de la Comissió 22@ y Juan Velayos, consejero delegado de Neinor Homes, para analizar las nuevas estrategias del mundo inmobiliario.

Entre las conclusiones principales destaca el cambio sufrido por las promotoras inmobiliarias, centradas actualmente en ajustar su producto a las necesidades de la demanda a través del aporte de valor añadido en lugar de hacia la gestión y transformación de suelo en desarrollo.

El reto actual está en diseñar un modelo adaptado a las necesidades de la demanda, introduciendo factores tan importantes como la sostenibilidad, la eficiencia energética o la domótica.

Para estos expertos el workplace debe ajustarse a la nueva demanda para fomentar la retención y atracción de talento, ya que este es el factor principal sobre el que gira la estrategia para estructurar una compañía, por encima de una mayor productividad o ahorro de costes.