Inmodiario

  • Nota de Prensa
Estudio Monochrome diseña el nuevo centro de co-working de la firma Spaces en Bilbao

El proyecto ha supuesto la reconversión de la antigua oficina de Seguros Axa en Bilbao de 2.780 m2 en un centro co-working de la firma internacional Spaces.

El nuevo espacio de co-working de la firma Spaces en Bilbao está ubicado en un edificio que data de finales del siglo XIX y que cuenta con una superficie de 2780 m2. Estudio Monochrome se ha encargado del nuevo diseño con la idea de respetar y potenciar el carácter histórico del edificio, ofreciendo una imagen interior renovada, moderna y equilibrada, acorde con la filosofía de la compañía internacional Spaces.

El edificio de oficinas tradicional, hecho de arenisca, representa una impresionante figura en el centro de Bilbao, y es el ejemplo perfecto de cómo los espacios de trabajo tradicionales pueden transformarse en un entorno más inspirador.

Estudio Monochrome ha diseñado este nuevo espacio dinámico y luminoso, donde profesionales y creativos pueden utilizar oficinas, salas de reuniones y zonas de espera. Se trata de un centro de negocios de lujo, en el que las empresas comparten ideas en un entorno dinámico que fomenta la innovación con su diseño y formato únicos.

Una escalera de tres tramos para atraer al máximo la luz natural

El proyecto ha contemplado la unión de varios locales comerciales existentes en la planta baja y su conexión con un antiguo sótano de almacenaje. La propuesta de diseño interior intenta atraer la mayor cantidad de luz natural al sótano, se ha rediseñado una diminuta escalera de servicio existente, dotando al espacio de una nueva escalera de tres tramos con un ojo central. El diseño de la misma intenta aumentar la luminosidad del espacio, Monochrome ha ideado una estructura de chapa perforada acabada en tonalidad rosa flúor para la escalera y todo el espacio de la misma.

"La idea no es solo traer luminosidad o mejorar la accesibilidad al sótano, hemos querido que todo el espacio gire en torno a esta escalera. Es un hito visual que aporta un carácter especial, dado que es el primer contacto con el centro desde la calle y también antesala de lo que queda por descubrir. La escalera se sitúa de tal forma que se convierte en el fondo de la fachada principal y punto de referencia del proyecto, tanto desde una perspectiva interior como exterior" explica Álvaro Fernández, arquitecto y co-fundador de Estudio Monochrome.

Diseño con carácter para facilitar el trabajo flexible

El resto del espacio común de trabajo se localiza en las 2 plantas superiores, las cuales se encuentran conectadas entre sí por una escalera interior existente. Se ha diseñado el espacio pensando en las necesidades de trabajo flexible de los clientes, combinando un espacio más expuesto y público en la planta inferior -donde hay dos 2 grandes terrazas con vistas al casco histórico- con una zona más privativa o de concentración en la planta superior.

Los acabados muestran el gusto por diseñar espacios equilibrados pero con carácter de Estudio Monochrome para este tipo de centros de trabajo. "Es una máxima de nuestro estudio que el diseño debe estar orientado no sólo desde una perspectiva visual, sino que es clave la funcionalidad. En los espacios de trabajo buscamos concentración pero también sentirnos como en casa" afirma el arquitecto Sergio Sañudo.

La propuesta de diseño incluye acabados en roble natural, Corian blanco, y distintas tipologías de tapicería de la marca Kvadrat, junto con mobiliario de Vitra, Muuto, Hay y Steelcase entre otros, todo combinado con un techo expuesto de hormigón, suelo neutro de resina y luminarias decorativas.