Inmodiario

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha afirmado que con el acceso ferroviario al Puerto Exterior se da un salto cualitativo para convertir los muelles de Ferrol en una referencia logística de la fachada atlántica del sur de Europa.

Durante una visita a las obras del acceso ferroviario al Puerto Exterior, Feijóo incidió en que esta infraestructura es indispensable para seducir a aquellos operadores que centran su actividad en el tráfico de colectores.

Una pieza estratégica para la competitividad económica de Galicia y para convertir la dársena de Ferrol en un puerto de importancia global, al repercutir de forma decisiva en la competitividad del puerto y de las empresas de la comarca y, diera manera, en la generación de nuevos puestos de trabajo y progreso.

A lo largo de su intervención, Feijóo precisó que, hoy en día, el Puerto Exterior de Ferrol dispone de casi un millón de metros cuadrados habilitados para la instalación de empresas, y las que ya operan aquí cuentan con todos los servicios necesarios para hacerlo de forma eficaz, incluido un óptimo acceso terrestre por lo que circulan más de 1000 camiones cada día.

Asimismo, resaltó que la superación el pasado año de la cifra de 30 millones de toneladas movidas en este muelle da índice de su constante evolución positiva, que aún tiene una enorme capacidad de crecer de forma muy significativa.

El titular de la Xunta se refirió también a la envergadura de la obra del Puerto Exterior, no solo porque supone una inversión de 90 millones de euros de la Administración del Estado, sino porque, además, las características del terreno y la necesidad de minimizar el impacto hacen de esta una actuación singular.

En esta línea, precisó que los dos puertos ferrolanos, el interior y el exterior, se unirán a través de un ramal ferroviario de doble ancho y 6,4 kilómetros de longitud de los cuales 5,6 discurren bajo los montes de Brión, a través del túnel que hoy comienza a perforarse y que contará con una galería de evacuación paralela a la vía férrea. Y destacó además la construcción de un viaducto de 300 metros sobre la ensenada de A Malata.

Feijóo concluyó valorando el compromiso del Gobierno central con las infraestructuras fundamentales para Galicia. Y en esta línea destacó la confirmación del Ministerio de Fomento de la adjudicación, en el próximo mes de octubre, de las obras del último tramo de la autovía entre Santiago y Lugo que, junto con la conexión entre Ourense y Lugo -también en ejecución-, permitirán conseguir el objetivo de que todas las ciudades gallegas estén unidas entre sí por vías de alta capacidad.

El titular de la Xunta se refirió también al objetivo de finalizar el tren de alta velocidad a finales de 2019, conforme al calendario, así como al compromiso del Gobierno central de que Ferrol y Lugo no queden descolgados del tren de alta velocidad.