Inmodiario

El Consejo de Ministros ha aprobado un plan de racionalización de servicios Avant, de alta velocidad y media distancia, y de servicios de ancho métrico, prestados anteriormente estos últimos por la empresa pública FEVE.

Estas medidas, que deberán adoptarse antes del 31 de julio, se inscriben dentro del plan general de eficiencia de los servicios ferroviarios y de ahorro de costes dentro de las compañías públicas que vienen acometiendo el Ministerio y la dirección de Renfe desde principios de 2012.

Los servicios Avant, que discurren por vías de alta velocidad o altas prestaciones, mantendrán todas las oportunidades de viaje, ya que sólo se realizan dos modificaciones, el servicio Calatayud-Zaragoza, que se ofrecerá al mismo precio, pero con plazas de los trenes AVE Madrid-Barcelona (se incrementarán de las 3 frecuencias actuales Avant a 4 con trenes AVE) y el Jaén-Cádiz se prestará por vía convencional.
Los trayectos en trenes de ancho métrico se mantienen en su totalidad, con algunos ajustes en las frecuencias en función de la demanda, y con el desarrollo del sistema de paradas facultativas. Con estas medidas se reducirá el déficit de explotación en Viajeros en el ejercicio 2013 en 4,7 millones de euros.

Se trata de servicios de gran relevancia para la vertebración territorial, con un elevado de viajeros al año. Además, en la mayoría de los recorridos es difícil garantizar una oferta alternativa por carretera, debido a la complicada orografía del terreno y a las dificultades climatológicas.

Con estas medidas acordadas por el Consejo de Ministros, se garantiza el derecho a la movilidad de todos los ciudadanos mediante el transporte público optimizando sinergias dentro del modo ferroviario. Tanto en el caso de los servicios Avant, como en los de ancho métrico, se mantienen en todos los casos las oportunidades de viaje para los usuarios.