Inmodiario

Los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria destacan que el registro sea de carácter obligatorio y piden que el desarrollo reglamentario sea rápido para que pueda estar en marcha en este año.

El anuncio de la creación del registro obligatorio de agentes inmobiliarios por parte de la Generalitat Valenciana ha disparado el interés por formar parte del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Alicante y de la asociación vinculada al mismo, la Asociación de Profesionales Inmobiliarios de Alicante (APIAL). El Gobierno valenciano publicó el pasado 30 de diciembre la Ley 7/2021 de medidas fiscales, de gestión administrativa y financiera y de organización de la Generalitat 2022, en cuyo artículo 79 se dispone la creación de un registro obligatorio de agentes inmobiliarios. Para acceder a formar parte de este registro será necesario cumplir ciertos requisitos, como disponer de un Seguro de Responsabilidad Civil individual u ofrecido por un Colegio Profesional, disponer de un establecimiento abierto al público o estar en posesión de la formación profesional exigida por la ley.

De esta forma, el COAPI Alicante y APIAL han registrado varias altas en los primeros días del año y numerosas solicitudes de información para entrar a formar parte del colectivo. Marifé Esteso, presidenta del Colegio API de Alicante, muestra su satisfacción por que ya sea realidad esta reivindicación histórica de los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria y recuerda que, para ser colegiado o asociado, ya se exigía a los agentes estos requisitos. "Además, queremos recordar a los profesionales que trabajen en el sector que estamos a su disposición para ayudarles a poseer el Seguro de Responsabilidad Civil de forma ventajosa o acceder a la formación que se va a exigir para entrar en el registro", señala.

Esteso destaca que el registro de la Comunidad Valenciana será de carácter obligatorio, ya que en otras comunidades se ha aprobado con carácter voluntario, lo que no consigue alcanzar los objetivos de protección al consumidor y ordenación de la actividad profesional que persigue esta iniciativa.

A partir de ahora, es necesario llevar a cabo el desarrollo reglamentario del registro para llegar a su puesta en marcha efectiva, por lo que Esteso pide a la Consellería de Vivienda celeridad para que pueda ser una realidad antes de que acabe 2022. "Los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria nos ponemos a disposición de la Generalitat para ayudar en todo lo posible para que el registro pueda ponerse en marcha cuanto antes. El objetivo común debe ser conseguir que todos los agentes que trabajan con profesionalidad y buena fe puedan seguir operando, pero no tenía sentido que se exigiera formación para vender una barra de pan y no para intermediar en operaciones de compraventa de viviendas de cientos de miles de euros", indica.