Inmodiario

  • Nota de Prensa

L'Eixample, Gracia o Poble Nou son las zonas residenciales más buscadas dentro de la demanda de alquiler en la Ciudad Condal, ya que cuentan con activos bien ubicados con alta demanda de alquiler.

Los inmuebles más demandados por los inversores en Barcelona tienen una superficie de entre 40 y 60 m2, una o dos habitaciones y están situados a partir de la segunda planta.

Pese a la incerteza que ha dejado la COVID-19 en la mayoría de los sectores, el mercado inmobiliario se ha mantenido estable y con una tendencia descendente en los precios de los activos. Por este motivo, el apetito de los inversores ha aumentado y se ha incrementado la búsqueda de pisos con alta rentabilidad para posteriormente sacarlos al mercado del alquiler. Pero, ¿Cuáles son las zonas más rentables para invertir en una vivienda en Barcelona?

Iñaki Unsain, principal personal shopper inmobiliario de Barcelona y presidente de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI), afirma que "los barrios mejor situados son los que generalmente tienen más rentabilidad". No obstante, la inversión para adquirir una vivienda en Barcelona depende de muchos factores.

Ante las regulaciones de los precios del alquiler y la incerteza económica generada por la pandemia, los inversores buscan inmuebles para después alquilarlos que les puedan garantizar una buena rentabilidad. Unsain asegura que "El segmento inmobiliario más atractivo como inversión segura y estable sigue siendo el residencial, concretamente los activos en buen estado y buena ubicación dentro de las grandes ciudades".

Otro de los factores que es importante tener en cuenta es la amortización de la vivienda. Recuperar el capital invertido de una residencia en la Ciudad Condal puede ser muy distinto dependiendo del distrito en el que se haya decidido comprar la vivienda. A priori, algunos barrios como Poble Nou, Gracia o L'Eixample tienen precios más elevados si los comparamos con otros como Nou Barris, Sant Andreu o Horta. No obstante, los activos situados en zonas residenciales son los más buscados dentro de la demanda del alquiler. "Esta cuestión hace que estos inmuebles sean rápidamente rentabilizados y amortizados por el inversor", añade Unsain.

¿Cómo son las viviendas más demandadas?

En este contexto, los activos más demandados son los pisos que se encuentran a aprit de una segunda planta. En cuanto a la superficie, los inversores buscan viviendas de entre 40 y 60 m2 con una o dos habitaciones, aunque el presidente de AEPSI explica que "con la llegada de la pandemia el número de habitaciones está aumentando, ya que muchos compradores destinan una de ellas a crear un despacho donde poder teletrabajar". En referencia al precio del inmueble en la ciudad, en 2021 la media se encuentra en 3.967 euros el m2. Una cifra que puede variar dependiendo de las características del activo y de su ubicación.