Inmodiario

'El procés' y el abanico de leyes autonómicas y municipales aprobadas desinflan el interés por la ciudad catalana
Fuga de inversores inmobiliarios de Barcelona a Madrid

Madrid está viviendo dos fuertes oleadas de inversores que la están catapultando como uno de los destinos preferidos por los compradores residenciales de lujo ya que cuenta con el mayor potencial de crecimiento y solidez.

La primera de ellas, abarca los años 2015-2018, donde los precios crecieron a ritmo de dos dígitos anualmente. La segunda de estas olas ha comenzado en febrero de 2021, tras un año 2020 que trajo ligeros ajustes de precio fruto de la pandemia. Una vez que se está normalizando la situación sanitaria, y con crisis más profundas en países latinoamericanos, origen de multitud de compradores, y en otros territorios nacionales como Cataluña.

Gonzalo Robles, CEO de Uxban, firma inmobiliaria fundada en 2014 y enfocada en el diseño y promoción de viviendas de alto standing, confirma esta tendencia "El trasvase de inversores nacionales de Barcelona a Madrid es sorprendente en los últimos años. Si por ejemplo comparamos las zonas prime entre ambas ciudades, vemos que el stock de producto de lujo disponible en Madrid es un 50% menor que en Barcelona, con precios hasta un 40% superiores en la capital; si por ejemplo comparamos Recoletos con precios de transacción de 8.700 EUR/m2 frente a L'Eixample con compraventas a un promedio de 6.100 EUR/m2".

"Existe un segmento de mercado inmobiliario muy activo que son las empresas del resto de España que suelen dedicar sus beneficios y excesos de tesorería en la adquisición de inmuebles de lujo que antes mayoritariamente adquirían en Barcelona y ahora han desviado su interés por Madrid y no comprando por unidades sino incluso por docenas, especialmente si hablamos de inmuebles de menos de un millón de euros que dan algo más de rentabilidad y siguen siendo valor refugio por sus buenas ubicaciones", añade Robles.

"No sólo el 'procés' ha supuesto la salida de muchos compradores catalanes, sino que todo el abanico de leyes aprobadas tanto a nivel autonómico como municipal están dificultando la entrada de nuevos inversores de fuera de Cataluña. Es fácil intuir, por ejemplo, que en Madrid no se implementará la limitación de los alquileres a grandes tenedores que va a aprobar el Gobierno para sacar adelante los Presupuestos, mientras que en Barcelona ya existe una norma aprobada por su Ayuntamiento. Esto hace que inversores con facilidad para entrar en cualquiera de las dos ciudades se acaben decantando por Madrid", apunta el CEO de Uxban.

De Latinoamérica a Madrid

Madrid se ha convertido en la ciudad de moda y entrada a Europa de capital latinoamericano. A ello han contribuido notablemente los compradores venezolanos, que a partir de 2011 empezaron a adquirir propiedades y a internacionalizar un mercado eminentemente local antes del estallido de la burbuja inmobiliaria e inmediatamente después. Poco a poco fueron contribuyendo el resto de países del cono sur, animados por el buen clima, calidad de vida, una cultura y lengua común, y seguridad física y económica.

En los últimos meses se ha acentuado la llegada de inversores procedentes de México, Perú y Chile, países que tienen una fragilidad institucional notable y que buscan las ventajas que Madrid les puede ofrecer.

Tanto el inversor internacional como el nacional de viviendas de lujo en Madrid invierte en esta ciudad como forma de tener un depósito de capital estable, buscando el rendimiento a largo plazo mediante la revalorización de los activos con la previsión de futuras subidas del mercado. "Pero, mientras el internacional usa la vivienda de forma generalmente esporádica para sus visitas a Madrid, cediendo el inmueble rara vez para las visitas de otros familiares o amigos, el inversor nacional busca una rentabilidad adicional vía alquiler con el que mejorar las maltrechas rentabilidades de otros productos de bajo riesgo como los bonos", comenta el CEO de Uxban.

Otro de los grandes alicientes es la Golden Visa que sigue siendo un incentivo importante a la hora de adquirir un inmueble por encima de los 500.000 euros con capital propio. "En el caso de inmuebles de importes superiores, a partir del millón de euros, es cada vez más frecuente que la vivienda se compre entre varios miembros de la misma familia, para que disfruten de los permisos de residencia un número mayor de personas, además de los que automáticamente lo obtendrían, por ejemplo cónyuges en gananciales o hijos menores de edad", afirma Robles.

"La costa del Retiro", la preferida por el inversor extranjero

Los barrios más populares por la demanda de los compradores son los tradicionales prime cuyos precios están creciendo de forma sostenida: Salamanca, Jerónimos, Almagro y Justicia.

"La proximidad al parque de El Retiro sigue siendo el aliciente principal del inversor internacional que llega a Madrid sin tener un conocimiento profundo de la ciudad. El nacional tiene un amplitud de miras mayor, ya que conoce otras áreas de gran calidad que permiten acceder a inmuebles a mejor precio y con una rentabilidad más atractiva", apunta el CEO de Uxban.