Inmodiario

Altamira Singularity ha seguido vendiendo viviendas de obra nueva para primera residencia de forma telemática a pesar del COVID19 gracias a la apuesta digital de los últimos años.

Finaliza la entrega de la promoción Villas del Mediterráneo en Murcia, con un total de 37 viviendas.

Se adjudica la comercialización en exclusiva de un edificio en Travessera de Gracia, en Barcelona.

Altamira Singularity, la línea de negocio creada 2018 por el líder español de los servicers, Altamira Asset Management, para ofrecer un servicio integral y personalizado de comercialización exclusiva de obra nueva, ha mantenido su actividad comercial durante los meses de abril y mayo a pesar de las medidas de confinamiento puestas en marcha para hacer frente a la pandemia del COVID-19, y detecta cierta estabilidad en la demanda de primera residencia tras el confinamiento.

Desde que se decretó el estado de alarma, la plantilla de Altamira Singularity ha estado operativa al 100% prestando un servicio de máxima calidad a sus clientes. Todo ello con las lógicas cautelas derivadas de la alerta sanitaria y del estado de alarma.

La firme apuesta por la tecnología y transformación digital del sector llevada a cabo por Altamira Asset Management en los últimos años ha permitido a Altamira Singularity seguir prestando sus servicios de forma telemática, con visitas virtuales a sus viviendas o firma digital de reservas, entre otras cosas.

"Aún es pronto para cuantificar el impacto que esta pandemia producirá en los ritmos de ventas de los próximos meses, sobre todo hasta que se reconfirmen los datos de empleo y macroeconómicos, pero lo que sí dejará el COVID es la digitalización del sector. No solo a la hora de mostrar el producto sino en su proceso íntegro de venta online", afirma Ana Belén Fernández Carballido, directora de Altamira Singularity.

El mercado de obra nueva de primera residencia, producto en el que está especializada Altamira Singularity, hace frente al COVID y mantiene el nivel de demanda, si bien en la fase del confinamiento estricto las ventas se han visto reducidas de manera generalizada, se espera que se normalice de manera ágil, especialmente la demanda de vivienda de reposición de tipología unifamiliar o adosada.

Con respecto al mercado de segunda residencia y en concreto a las compras de extranjeros, no se prevé un inicio de recuperación al menos hasta que la movilidad

internacional se reanude, si bien puede abrirse una ventana de oportunidad para el inversor extranjero oportunista que busque comprar con descuentos y no necesite venir a España para formalizar las operaciones. Esa mayor actividad de compradores extranjeros irá en aumento y, según las estimaciones de Altamira Singularity, podría normalizarse a finales de 2020 o principios de 2021.

Tras la fase de confinamiento más estricto, Singularity ha retomado su actividad presencial en los puntos de venta de sus promociones cumpliendo con el protocolo y las recomendaciones de seguridad realizadas por las autoridades sanitarias para cada una de las fases de desescalada.

Para impulsar más el sector, la línea de negocio especializada en obra nueva ha puesto también en marcha campañas excepcionales de reservas o seguro de protección de pagos con el objetivo de estar más cerca aún de sus clientes en estos momentos, sin renunciar a sus planes de futuro a pesar de las limitaciones actuales e incertidumbre de sus circunstancias personales.

De hecho, durante el periodo de confinamiento, Altamira Singularity ha finalizado la entrega de la promoción Villas del Mediterráneo, en la urbanización de La Alcayna (Murcia) tras escriturar la última vivienda hace unas semanas. Esta promoción contaba con 37 viviendas unifamiliares en una de las áreas residenciales más cotizadas a las afueras de Murcia.

Otro síntoma de la buena salud de Altamira Singularity es la nueva adjudicación en exclusiva de la comercialización de un edificio en Travessera de Gracia (Barcelona), en una zona muy próxima a lugares emblemáticos de la ciudad Condal como la Sagrada Familia y zonas de gran paso turístico. El edificio es propiedad de Victoria Asset Management, la gestora de activos inmobiliarios de Oaktree Capital Management.

  • Tags