Inmodiario

"En este nuevo escenario mundial, con las normas de distancia social y el impulso notable del teletrabajo, veremos aumentar la demanda de primeras residencias por parte de ciudadanos europeos, deseosos de disfrutar de la calidad de vida que ofrece España", afirma Ramon Riera, presidente de FIABCI España y Europa.

Riera presidió el primer Foro Virtual de FIABCI España, donde agentes inmobiliarios de todo el país analizaron la situación actual del mercado residencial español. "Tenemos a mucha gente queriendo comprar ya su nueva vivienda", aseguraron varios de los profesionales.

La distancia social cambiará los intereses de los compradores de viviendas, pero también la forma de operar de los agentes inmobiliarios. El coronavirus (COVID-19) ha alterado por completo las previsiones del sector de cara a 2020, además de obligarles a cerrar sus negocios durante dos meses. La incertidumbre se apoderó del real estate. Sin embargo, tal y como sucediera en anteriores ocasiones, el inmobiliario siempre resurge y encuentra nuevas oportunidades de continuar su camino. En la crisis del COVID-19, una de las ventanas que se le abren al sector es la compraventa de primeras residencias al cliente internacional, más dado a la inversión en vivienda vacacional.

"En este nuevo escenario mundial, con las normas de distancia social y el impulso notable del teletrabajo, probablemente veremos aumentar la demanda de primeras residencias por parte de ciudadanos europeos, deseosos de disfrutar de la calidad de vida que ofrece España", afirmó Ramon Riera, presidente de FIABCI España y Europa, además de owner de Eurofincas, en el transcurso del primer Foro Virtual FIABCI España.

En esta conferencia participaron, junto a Riera, prestigiosos profesionales inmobiliarios, conectados desde 8 diferentes puntos de la geografía española, lo que permitió realizar una radiografía muy completa de la situación actual del mercado residencial nacional.

Desde Sevilla, Joaquín Nuevo Alarcón, se preguntaba: "¿por qué no teletrabajar desde España?". El gerente de Grupo Nuevo Alarcón apuntó que "podríamos ver un éxodo de personas que se quieran venir a vivir a España para trabajar y disfrutar de nuestro país". "Tenemos que tender puentes y abrirnos porque España vive mucho del turismo", agregó Mayca Luna, gerente de Lunallar, inmobiliaria de Gavà (Barcelona) con gran demanda de cliente internacional.

Sin embargo, con las fronteras cerradas sine die, "existe mucha incertidumbre", reconoce Nuria Cruañas, gerente de HabitAa Inmobiliaria, que trabaja en la Costa Brava, zona de gran interés por los extranjeros. A pesar de la inquietud, Cruañas ya ha recibido peticiones y reservado visitas para cuando se restablezca la libre circulación.

Un nuevo tipo de cliente post-COVID-19: "el que no pensaba en comprar vivienda, pero ha cambiado de idea durante el confinamiento"

Otro de los grandes cambios que ha traído el COVID-19 es el creciente interés de los españoles por los jardines, las terrazas amplias y las zonas verdes. La salud es lo primero, y las inmobiliarias ya lo comienzan a sentir con el aumento de peticiones de personas interesadas en huir de la gentrificación para ubicarse en zonas más aisladas o en edificios y urbanizaciones donde puedan contar con un jardín, piscina o una terraza amplia.

"Hay un nuevo usuario que antes de la pandemia no pensaba cambiar de vivienda, pero que, durante el confinamiento, ha cambiado de idea y ahora quiere vender rápidamente su vivienda para comprarse una nueva", asegura Luna. Según la gerente de Lunallar, "tenemos mucha gente queriendo comprar ya".

Tours virtuales: una solución fiable

En este punto de la ecuación, una de las soluciones que tienen sobre la mesa los profesionales inmobiliarios son los tours virtuales. Esta herramienta ha demostrado su fiabilidad durante el estado de alarma, puesto que permite al comprador visitar desde su ordenador la vivienda que va a adquirir y, al agente, cerrar las operaciones que ya están maduras.

Miguel González, CEO de Mipiso.com, ofreció un ejemplo claro en el foro: "En Laredo (Cantabria) hay un amplio turismo francés. Sin poder realizarse una visita presencial, esta semana hemos vendido una casa a un señor de París gracias a la realidad virtual".

2020: optimismo relativo

De cara a lo que vendrá, los profesionales inmobiliarios no quisieron prever más de lo posible. La formación constante, el trabajo digital y la cercanía fueron tres claves que se repitieron al analizar cómo se ha de trabajar en los próximos meses para sobrevivir ante la crisis económica que ya comienza a aflorar en España.

"En nuestra empresa, desde el primer día hemos estado realizando cursos de formación", apuntó Charo Frontera, agente asociado de Keller Williams Open Market (Valencia). Por su parte, "los clientes agradecen mucho el seguimiento y el llamarles durante estos tiempos", agregó. De la misma opinión es Cruañas, quien destacó que "ante nuestra cercanía durante estos meses, es de agradecer la confianza del cliente".

Asimismo, Rafael Tarajano, promotor regional de Century 21 Canarias, reconoció que "no podemos caer en la idea de que una vez acabe el desconfinamiento, todo volverá a la normalidad. La fase que más nos va a afectar es la consecuencia económica de la crisis". En ese sentido, el gerente insular planteó dos escenarios a medio plazo: uno primero, con una recuperación paulatina, "y en donde tenemos que ser rápidos y cerrar el máximo de operaciones que se nos planteen en los próximos meses"; y un segundo escenario, en el que "podemos asistir a un repunte de la pandemia tras el verano y a problemas con el crédito hipotecario, que actualmente ofrece buenas oportunidades, pero que no podemos dar por garantizado que siga siendo así en un futuro".

Por su parte, Alberto Murcia, director del Grupo Realty Plus, cree que "los lugares donde haya mucha dependencia de cliente internacional, va a sufrir mucho más" las consecuencias de la pandemia, y que aumentará la demanda en "un área de negocio que ha estado más arrinconado hasta ahora: la gestión de inmuebles tradicionales para rentabilidad".

Como nota final, todos los ponentes coincidieron con Riera en que "ahora es el momento de estar en una asociación internacional para fortalecer los lazos internacionales con los agentes inmobiliarios de todo el mundo". "En este sentido, FIABCI Internacional tiene capítulo en 70 países de los 5 continentes", destacó Riera.