Inmodiario

Este vademécum ha sido elaborado a partir de #InmocionateEnCasa, un evento online gratuito en el que diariamente han participado cerca de 1.000 profesionales inmobiliarios.

Ponentes y participantes han debatido, a lo largo de casi 40 encuentros, sobre el futuro de las agencias inmobiliarias y han elaborado el mapa de ruta para los próximos meses.

Digitalización, nuevas preferencias en cuanto a la vivienda ideal, formación continua y marcas con propósito serán la clave no solo para recuperarse, sino para salir reforzados.

#InmocionateEnCasa, el evento online y gratuito impulsado por Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI) y su área de desarrollo profesional para inmobiliarios SIRA (Spanish International Realty Alliance), se ha convertido en el evento inmobiliario de referencia para el sector.

La iniciativa ha reunido diariamente a más de 1.000 profesionales inmobiliarios desde el pasado 19 de marzo para debatir y profundizar en los temas de mayor actualidad para sus profesionales.

A partir de estas más de 60 horas de trabajo, SIRA ha seleccionado las 7 Tendencias del sector inmobiliario para el Día 0 post COVID-19. Estas son sus principales conclusiones.

1.Digitalizarse o morir. La tecnología ha sido la gran lección de esta crisis. El COVID-19 ha logrado la transformación digital de la que llevamos años hablando y, en estas semanas, se ha instalado definitivamente en las empresas inmobiliarias.

La mayor parte de los participantes han afirmado haber realizado video conferencias con sus clientes y equipos a través de múltiples plataformas, han empleado las redes sociales para dar a conocer propiedades, han realizado comunicaciones comerciales a través del wassap, y se han formalizado muchas de las operaciones que ya estaban en marcha, desde casa y gracias a estas herramientas.

Los inmobiliarios han asimilado que un "lead" -aquellos contactos que dejan sus datos a través de la web, de las RRSS o de un mail- son tan eficaces como una llamada o una visita y por ello ahora hay que cuidar todos los canales digitales más que nunca.

2.Visitas online. En los próximos meses está previsto que continúe el temor a las distancias cortas y será imprescindible implantar múltiples medidas de seguridad para proteger la salud tanto de los clientes como de las plantillas de trabajadores. Las cadenas ya están promoviendo protocolos de actuación favoreciendo el teletrabajo, reorganizando los interiores de sus oficinas y ampliando la distancia existente entre los puestos de trabajo o adquiriendo material de protección como guantes, pantallas o mascarillas.

A la hora de visitar una propiedad, también las visitas tendrán que ser exclusivamente las necesarias, con aquellos compradores ya muy filtrados por la agencia inmobiliaria, -incluso limitándolo a aquellos cuyo estudio financiero haya sido favorable-, más rápidas, mejor protegidos y manteniendo siempre la distancia de seguridad.

3.Adiós alquiler turístico, hola alquiler tradicional. El frenazo en la llegada de turistas, y las dudas sobre cuánto tiempo podría durar esta situación, está forzando a propietarios e inversores a buscar fórmulas para salir menos dañados por esta crisis. Es cierto que desde 2018 muchos de estos propietarios ya estaban valorando el reorientar el uso de sus viviendas hacia el alquiler habitual, menos penalizado fiscalmente y mucho más sencillo y económico de gestionar, pero esta situación ha precipitado por completo esta tendencia.

4.La presencia comercial inmobiliaria deberá ser omnicanal. Los enseñapisos, como se denomina en el sector a aquellos profesionales que aportan poco valor, tendrán muy poco futuro. Las compañías inmobiliarias están abocadas a combinar el entorno físico (la agencia a pie de calle) con los múltiples canales digitales existentes: una web adecuada, un SEO perfectamente gestionado, una correcta presencia en las redes sociales y medios, un blog atractivo y capaz de atraer leads, una atractiva política de gestión de contenidos, etc. "El 85% de nuestros clientes llegan por el canal online pero se deciden en el offline -en la visita a la propiedad y en la oficina-. La combinación de ambas estrategias es clave para ofrecer un servicio excelente a nuestros clientes" ha afirmado Francis Fernández, CEO de SIRA y moderador de la mayor parte de las mesas redondas.

5.Los inversores ya han llegado al mercado. Existirá una caída generalizada de precios, que convivirá con una sobredemanda por las viviendas más atractivas. "El buen producto, si está a un precio adecuado, tiene demanda y no tardará en venderse pues ya hay muchos inversores y ahorradores analizando el mercado" ha afirmado Toni Expósito, director general de Comprarcasa. Este mismo experto destaca que el precio en el sector inmobiliario es una cuestión de micro-mercado y puede variar enormemente entre dos propiedades con ciertas similitudes y que espera que con la apertura del mercado comiencen a aparecer ofertas en el mercado, principalmente provenientes de personas que necesitan liquidez o derivadas de herencias y del embolsamiento de la oferta acumulado, pero no esperamos grandes gangas como las de los peores años de la pasada crisis".

6.Nuevas preferencias de vivienda. El estado de alarma y el confinamiento ha llevado a muchos españoles a replantearse el tipo de vivienda en el que quieren vivir. Tras estas semanas de confinamiento, muchas personas han descubierto que sus casas no tienen lo que su familia necesita. Cuestiones como la existencia de luz natural, de espacios más amplios, con mejores vistas o con zonas ajardinadas son ahora la prioritarias. Muchos compradores, interesados hasta ahora en vivir en los centros de las ciudades se replantean esta cuestión y están modificando sus búsquedas hacia viviendas en localidades más pequeñas o en el extrarradio, animados además por los precios más bajos y por la posibilidad de poder continuar trabajando en remoto en sus empresas.

7.Reciclaje a través de la formación. La necesidad de contar con formación continua, y permanentemente actualizada, al igual que ocurre en la National Association of Realtors® (NAR), la asociación norteamericana en la que está integrada SIRA, ha sido uno de los aspectos más valorados por los más de 1.000 participantes diarios que han seguido estas 60 horas de networking. En este sentido, SIRA, que durante 2019 realizó más de 100 cursos especializados en el sector inmobiliario, y que recibió en sus aulas -tanto físicas como virtuales- a más de 3.000 alumnos, ha incluido en estas sesiones los temas de mayor interés de su catálogo formativo.

"El éxito sin precedentes de #InmocionateEnCasa, una iniciativa que abordamos con el objetivo de aprovechar el parón profesional que ha supuesto la cuarentena por COVID-19 ha sacado a la luz las conclusiones más valiosas de los principales expertos del sector y será una excelente hoja de ruta para abordar con éxito las incertidumbres que nos plantea el futuro más inmediato y las crecientes exigencias que nos plantea el consumidor actual", ha concluido Francis Fernández, director general de SIRA.