Inmodiario

La administración de propiedades a corto plazo es una de las profesiones que más campos abarcan y por lo tanto a la que más tiempo hay que dedicar. Múltiples propiedades que promocionar y mantener, un flujo interminable (con suerte) de huéspedes a los que atender, equipos de limpieza, personal y proveedores externos que gestionar... El día a día puede ser tan complicado que no deja tiempo para establecer una clara estrategia.

Hay grandes diferencias en los ingresos de las empresas de gestión de propiedades, incluso las que tienen el mismo número de inmuebles. Guesty, el software de administración de propiedades, destaca su colaboración con Beyond Pricing, una solución automática de precios dinámicos especialmente diseñada para administradores de alquileres a corto plazo. "Con el precio adecuado se pueden conseguir hasta un 40% más de beneficios" asegura Amiad Soto, cofundador y director general de Guesty. ¿Cómo poner un precio competitivo en los alquileres?

1. Estacionalidad

Hay ciertos momentos del año en los que la gente viaja más que en otros. En las fechas de alta demanda de alquileres vacacionales (normalmente, durante las vacaciones de verano y de Navidad), se pueden subir un poco los precios y conseguir más ingresos con cada huésped. Por otro lado, hay que reducir los precios cuando haya poca demanda. Si la competencia ofrece precios más atractivos para animar a reservar en temporada baja, hay que hacer lo mismo para seguir siendo competitivo.

Dependiendo de la temporada, puede que sea una buena estrategia bajar los precios de lunes a jueves y subirlos durante el fin de semana. Pero en temporada alta, los días de semana pueden ser tan rentables como los fines de semana.

Ojo al identificar sus temporadas bajas y altas, ya que no siempre siguen reglas estrictas. Según datos de Beyond Pricing, tanto Londres como Barcelona tuvieron tasas de ocupación más altas en septiembre y octubre de 2018 que durante la temporada de verano.

2. Festivos y eventos locales

Si hay un evento anual en su localidad que atrae a miles de turistas (por ejemplo, macro conciertos, partidos, ferias o mercados de temporada) no importa si cae en agosto o en plena mitad de febrero. Cuando la ciudad se llena de viajeros, es el momento de subir los precios.

3. La oferta

Si los huéspedes potenciales tienen muchas opciones de alojamiento donde escoger, hay que mantener los precios competitivos para incitarles a reservar. Si hay cientos de propiedades en una localidad, es probable que los viajeros reserven las que tengan mejores precios. Aunque es importante echar un vistazo a la competencia, los datos demuestran que copiar los precios de los vecinos no es una estrategia infalible.

4. Ajuste los precios con antelación

El 61 % de las personas reservan sus vacaciones con una antelación de entre 3 y 12 meses, así que definitivamente no hay que esperar a la temporada alta para subir los precios. La herramienta de calendario de Guesty, para subir los precios de temporada alta con al menos un año de antelación, es una de las mejores opciones.

5. Rellene los huecos de ocupación con bajadas de precio.

Hay que prestar atención al calendario de reservas para asegurarse de que es consciente de los periodos sin reservas sean en alta o baja temporada. Baje los precios en esas fechas específicas para atraer reservas de última hora con una oferta irresistible. La herramienta de automatización de precios de Guesty, permite hacer ajustes en función a reglas específicas. Por ejemplo, puede configurar un descenso de los precios del 10 % que se aplique 10 días antes de un hueco libre de 3 o más días.

6. Póngaselo fácil

La aparición de soluciones de precios dinámicas, diseñadas especialmente para satisfacer las necesidades de administradores de alquiler de propiedades a corto plazo, significa que se puede ser estratégico sin aumentar las horas de trabajo.

Las plataformas como Beyond Pricing tienen en cuenta todos los factores que pueden impactar su ratio de ocupación, incluyendo cambios en la oferta, estacionalidad, días de la semana y eventos locales. A continuación, el software usa estos datos para calcular los precios ideales para maximizar los ingresos y la ocupación, todo ello en tiempo real.