Inmodiario

La provincia de Alicante sigue siendo un destino muy atractivo para los extranjeros, entre los que destacan los de belgas, holandeses, franceses, noruegos, alemanes, franceses y rusos

El Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Alicante ha detectado que la inminencia del Brexit ha provocado un descenso en las ventas de viviendas a ciudadanos británicos, pero deja claro que este retroceso se ha visto compensado por el aumento de las compras por ciudadanos de otras nacionalidades. De esta forma, la provincia de Alicante no ha visto alterado su atractivo como destino para extranjeros y sigue manteniendo su posición como la provincia española que registra más ventas de pisos y casas a personas de otros países.

La presidenta del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Alicante, Marifé Esteso, señala que los extranjeros compran cuatro de cada diez viviendas en la provincia, por lo que cualquier cambio significativo puede acabar afectando al mercado. "Lógicamente, la evolución del Brexit y la posibilidad de que el Reino Unido deje la UE sin acuerdo han generado un clima de incertidumbre en las últimas semanas que afecta a las operaciones. Sin embargo, a lo largo de este largo proceso que está siendo el Brexit, ya hemos comprobado que las ventas se resienten en momento de máxima tensión pero después vuelven a un ritmo normal al cabo de unos meses", afirma.

Además, Esteso explica que el menor ritmo de ventas a británicos se ve compensado por un aumento de la demanda de belgas, holandeses, franceses, noruegos, alemanes, franceses o rusos. "Se trata de una tendencia que comenzó hace ya algunos años y que esperamos que se siga manteniendo. Hasta 125 nacionalidades diferentes compran ya viviendas en la provincia de Alicante, que sigue siendo atractiva por su buen clima, excelentes playas y precios accesibles para estos compradores", indica. La presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria indica que los precios se han estabilizado tras varios años de subida, lo que aumenta el atractivo de Alicante de cara a estos ciudadanos. Los extranjeros demandan vivienda de segunda mano y también están empezando a adquirir vivienda nueva, ya que ahora están comenzando a entregarse las promociones que arrancaron su construcción con el cambio de ciclo inmobiliario.

Algunos extranjeros incluso están invirtiendo en Alicante mediante la compra de viviendas para su destino como alquiler turístico. De esta forma, deciden fijar su residencia definitiva en Alicante y hacen del alquiler turístico su negocio. "Alicante sigue siendo una de las ciudades más atractivas para invertir ya que es un destino preferido por su clima y su forma de vida. Desde el Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria no creemos que las ventas a extranjeros, en conjunto, se resientan por el Brexit", manifiesta Esteso.