TroviMap

PATROCINA
Inmodiario

¿Alguna vez te has preguntado por qué algunas casas tardan una eternidad en venderse?

Cada comprador reacciona de manera diferente cuando visita o revisa la información sobre una vivienda en venta y no siempre es fácil predecir qué le hará tomar la decisión final.

No obstante, sí que existen algunos aspectos a tener en cuenta y ciertos consejos para vendedores que ayudarán a que la propiedad en venta resulte lo más atractiva posible a los ojos de los compradores.

Consejos para vendedores: errores a evitar

A continuación ofrecemos 9 recomendaciones sobre errores que no debes cometer. Evitarlos te ayudará a obtener el máximo partido de tu propiedad y te resulte así más fácil de vender.

1. Dejar ver los sentimientos del vendedor sobre la casa

Si bien vender una vivienda puede ser una tarea emocionalmente difícil en algunas ocasiones, una vez se ha tomado la decisión de venderla hay que hacerlo de la forma más objetiva posible.

Uno de los consejos para vendedores es no merodear alrededor de la vivienda cuando el agente inmobiliario realiza visitas con compradores o explicar historias relacionadas con la casa. La venta de una propiedad es un negocio y es importante dejar al agente el espacio suficiente para que este pueda realizar su trabajo. Del mismo modo, hay que entender que el comprador probablemente no esté interesado en el pasado de la casa o de su anterior propietario.

2. Falta de limpieza

Una vivienda en la que se percibe suciedad puede resultar poco atractiva para el comprador. Cuando adquirimos algo nuevo nos gusta que así lo parezca. Por ello, es importante asegurarse de que la propiedad luzca lo más limpia posible antes de realizar visitas.

Además, algunas partes de la casa, como baños, azoteas o trasteros, no se nos pueden olvidar a la hora de realizar la limpieza, ya que podrían ser de especial objeto de atención para el comprador.

3. Olores intensos

La mejor esencia para una vivienda es la del aire fresco.

Un buen consejo para vendedores es tratar de eliminar los malos olores y ventilar la casa en lugar de inundar la vivienda con intensas fragancias.

Por un lado, cada persona tiene sus preferencias en cuanto a aromas (casi imposible de predecir cuál será la favorita de un posible comprador), y, además, un espacio muy recargado puede llevar al comprador a pensar que se está tratando de encubrir un mal olor a causa de averías, mal estado de conservación, etc.

4. Aspecto de desorden

Los espacios amplios y despejados lucen más que aquellos repletos de trastos. Se debe intentar que todas las partes de la casa se vean organizadas y hacer que sea más fácil para los compradores imaginarse cómo vivirán en la propiedad.

Incluso un espacio lleno de cosas puede conseguir esta impresión, siempre y cuando todo se presente ordenado y apilado de forma correcta. En un garaje, por ejemplo, se pueden organizar todas las herramientas y objetos almacenados en él para ofrecer un efecto agradable.

5. Mal acondicionamiento

Mantener una temperatura templada ayudará a que el comprador se sienta cómodo y obtenga la sensación de que la propiedad es acogedora. Lo ideal es conseguir que la vivienda se mantenga en una temperatura media de entre 22º y 26º.

Además, espacios demasiado fríos o cálidos podrían llevar al comprador a dudar sobre la eficiencia del sistema de climatización de la vivienda.

6. No especificar el precio

Uno de los principales aspectos que hará que el comprador se decante por una propiedad es su precio. Si no lo especificamos, los compradores podrían perder su interés en la vivienda desde el principio y suponer un precio mayor o menor de lo que se pide.

Es importante hacer saber cuánto se pide por la propiedad o especificar un rango de precio para que los posibles compradores sepan si la vivienda en venta se adapta o no a su presupuesto.

7. No mostrar fotos de la vivienda

Una imagen vale más que mil palabras y esto es francamente real cuando se trata de vender una vivienda. Explicar de forma escrita o verbal el aspecto de un espacio puede ser difícil o no parecer verídico.

Unas cuantas fotografías de la casa bien tomadas pueden inspirar la decisión del comprador. Por ello, otro de los consejos para vendedores es conseguir una galería de fotos que muestre las diferentes áreas de la casa en su mejor aspecto. El objetivo es conseguir crear un anuncio de la propiedad que resulte atractivo para posibles compradores.

8. Toques personales en la decoración

Los gustos del vendedor pueden ser muy diferentes a los de los compradores, por lo que es aconsejable adaptar la decoración de la casa a un estilo neutro. Esto puede requerir pintar las paredes, eliminar fotografías personales o deshacerse de objetos artísticos o decorativos como esculturas, pequeñas figuras, cuadros, etc.

De otro modo, podría ser que alguno de los elementos o la decoración general desagrade al posible comprador y genere en él una mala sensación de la vivienda en sí.

9. Mala elección del agente

Un agente puede hacer o deshacer una venta. Por lo que un buen consejo es elegir un agente con experiencia en el mercado local y en la venta de propiedades similares a las que deseas vender.

Si estás pensando en vender tu vivienda, en Trovimap podrás obtener una valoración de tu inmueble para conocer el precio de mercado, encontrar las mejores agencias inmobiliarias en tu zona y publicar un anuncio en nuestro portal inmobiliario. Además, te ofrecemos información y consejos sobre el sector.

Vender tu propiedad es más fácil que nunca con Trovimap.