Soy CEO y cofundador de Rentger, una plataforma tecnológica de gestión de alquileres ayudando a los...
Inmodiario

El mercado de alquiler está cambiando y multiplicando su actividad, por un lado cada vez hay más personas que apuestan por vivir en alquiler frente a la compra de una vivienda, y por otro lado debido a los bajos intereses que ofrecen los productos bancarios o financieros, esto ha conseguido que haya muchas personas que se han decidido por invertir sus ahorros en adquirir una vivienda para alquilarla y disfrutar de su rendimiento.

Lejos va quedando ya la imagen tradicional del casero, que daba mil vueltas para solucionar una avería o la sustitución del algún electrodoméstico en mal estado, pero que no fallaba los primeros días de cada mes en pasar a cobrar la mensualidad del alquiler; hoy en día a cambiado esta imagen ya que detrás de estos nuevos caseros puede haber una cantidad muy variopinta de propietarios que ni el inquilino sabe quién es.

Los hay jóvenes que durante la crisis, se quedaron sin trabajo y han vuelto al hogar familiar para poder alquilar su casa para hacer frente a la hipoteca; hay los que debido a sus circunstancias familiares de quedarse sólo la pareja, deciden cambiarse a un piso más pequeño y alquilar el más grande, este tipo de casero suele ser personas de mediana edad y con una situación financiera desahogada, hay otros que suelen ser personas que alquilan habitaciones, conviviendo con los propios inquilinos y los que son más profesionales y prefieren alquilar a estudiantes por períodos que no llegan al año, pero que consiguen una buena rentabilidad.

Desde la crisis inmobiliaria han comenzado a aparecer fondos de inversión y SOCIMIS, así como empresas especializadas con antelación en alquiler de oficinas, que han visto en este nicho de mercado una oportunidad de inversión con una rentabilidad muy buena y segura, suelen delegar la gestión diaria en empresas especializadas y detrás de ellas existen grandes fondos de inversión internacionales que al calor de la caída de los precios de la vivienda han comprado grandes cantidades de promociones a precios de derribo. Las Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria (SOCIMIS), son otra de las figuras que nacidas de una ley aprobada en 2013, se dedican a rehabilitar y explotar viviendas.

Como dato relevante de su auge basta conocer los datos de personas que vivían de alquiler hace 10 años, y no superaban el 10% de la población y en cambio en la actualidad supera ampliamente el 20%. Esta es la opción preferida de los jóvenes millenials que forman parte de la generación "no credit".

Dentro de este mercado tradicionalmente el propietario o el gestor llevaba las cuentas o de cabeza o aquellos más profesionalizados mediante unas hojas excel han surgido formas de modernizar la gestión mediante un software de arrendamientos, un software de gestión de la vivienda de alquiler que ayuda a los propietarios y gestores simplificándoles la vida.

Dentro de la vertical de proptech, tecnología aplicada a las propiedades, en la vertical de administración de propiedades, ha surgido Rentger, un programa de gestión inmobiliaria que permitiera un control de alquileres que mejorara la rentabilidad del alquiler, es decir, que el propietario sepa en todo momento calcular la rentabilidad del alquiler y que tenga todos los gastos e ingresos bajo control.

Rentger es una plataforma de alquiler a largo plazo que abarca todo y que gestiona cada paso del proceso de alquiler, desde la selección de los inquilinos hasta el pago del alquiler. Faculta a los propietarios y gestores aumentando la transparencia en el proceso de solicitud de alquiler. Rentger (Rent manager) ayuda a los propietarios y a los profesionales de la vivienda a gestionar el alquiler digitalmente, en un solo lugar.