Inmodiario

El Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Alicante señala que el precio de la vivienda en las zonas de costa de la provincia está creciendo de una forma sostenida, en la línea con la tendencia del mercado a nivel nacional. Una vez superado el anterior ciclo inmobiliario, los precios de los inmuebles están aumentando de forma suave en las zonas de mayor demanda, pero hay áreas en las que no sube y se mantiene estable.

De esta forma, la presidenta del Colegio API de Alicante, Marifé Esteso, manifiesta que el nivel de precios actual hace que la provincia siga siendo atractiva para adquirir inmuebles, ya sea como residencia principal, segunda vivienda o para invertir para el alquiler. "Desde el colectivo API no estamos de acuerdo con algunas informaciones surgidas en las últimas semanas que apuntan a que se están disparando los precios en la costa alicantina. Contamos con una cartera muy amplia de inmuebles, gestionamos operaciones a diario y no vemos esa escalada de precios tan rotunda. El precio va subiendo poco a poco, junto con la recuperación económica, pero Alicante sigue siendo interesante para invertir y para comprar porque no ha habido un incremento de precios desmesurado como pasa en otras zonas".

Un dato indicativo es que la estadística de valor tasado de vivienda libre del Ministerio de Fomento arroja una subida interanual del 1,9 por ciento en el primer trimestre en Alicante, que es inferior al 2,7 por ciento registrado a nivel nacional. El precio medio del metro cuadrado se sitúa en 1.274 euros, muy por debajo de la media nacional (1.566 euros) y de los niveles de Cataluña, las Islas Baleares, Comunidad de Madrid, País Vasco, Cantabria, Canarias, Navarra, Ceuta y Melilla.

Según Marifé Esteso, la previsión de los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria es que los precios de la vivienda "sigan creciendo moderadamente, pero no se van a desbocar, no hay ninguna estadística oficial que apunte a ello. El coste de la vivienda está ajustado a la realidad, y la provincia de Alicante sigue siendo un lugar atractivo para invertir, tal y como se puede ver en el aumento de las compraventas registrado en los últimos trimestres". Todo esto viene a poner una vez más de manifiesto que Alicante sigue siendo una buena plaza para vivir, para comprar una segunda residencia y para invertir con la finalidad de alquilar.