Inmodiario

Internet ofrece un nuevo universo de posibilidades para la compraventa de viviendas en España. Clicpiso, la startup que compra casas en 7 días, ha realizado un estudio sobre la transformación digital del sector. Confianza, transparencia y rapidez son los principales focos de interés y los desafíos más inmediatos para las empresas. Madrid y Barcelona, donde más se confía en Internet a la hora de vender pisos.

Más de un 60% confiaría en empresas digitales para vender su vivienda

Los datos arrojados por el estudio realizado por Clicpiso a más de 1.000 personas resultan muy alentadores para las nuevas empresas que facilitan la venta directa a través de plataformas digitales.

Sorprendentemente, más de la mitad de los encuestados confiaría en empresas que les propusieran comprar sus casas directamente -sin intermediarios-, pese a que se trata de un modelo de negocio completamente disruptivo en España, para el que Clicpiso se sitúa como pionero y líder del sector, con tan sólo 9 meses en el mercado. Esta nueva alternativa para el cliente ha sido reconocido recientemente por Neinor como una de las 25 mejores startups del sector, tras haber analizado más de 500 en todo el mundo.

Concretamente, un 60,1% de los encuestados vendería su vivienda a través de una empresa que compre su casa directamente, mientras que sólo un 12% escogería la vía tradicional de las agencias inmobiliarias. Sin embargo, existen aquellos que todavía prefieren trabajar de particular a particular, aun con lo que supone pasar por una experiencia que está estimada en una media de hasta nueve meses, llena de estrés y papeleos.

La elección no es cuestión de edad sino de beneficios

Hasta hace poco, quien quería vender su casa tenía dos opciones: hacerlo por sí mismo o pedir ayuda -pagando comisión y honorarios- a una agencia inmobiliaria tradicional. Con la llegada de modelos innovadores como Clicpiso, que actúan como compradores directos de viviendas, el propietario español tiene una nueva alternativa, que no sólo le garantiza la venta de su vivienda sino que además lo consigue en menos de 7 días porque digitaliza todo el proceso y se encarga del papeleo, sin trasladar costes extras al cliente.

Dicho esto, resulta normal que la amplia franja de quienes han nacido después de los años sesenta (hoy, entre 18 y 55 años) escojan opciones como ésta antes que los modelos tradicionales, independientemente de la generación a la que pertenecen. Concretamente, sólo un 16% de los encuestados se plantean acudir a una inmobiliaria tradicional y un modesto 12% prefiere todavía vender su casa por su cuenta.

El 72% restante elegiría modelos más transparentes y comprometidos con la tecnología que les permitiesen olvidar las comisiones y la letra pequeña de las que huyen con desconfianza. Adicionalmente, la generación X y los millennials señalan que la inmediatez en la venta es un valor añadido que aprecian mucho, pues un 64% de los encuestados de este segmento no están dispuestos a esperar más de un mes para concretar la operación.

El estudio, que recoge la percepción de cuatro generaciones distintas, señala que un 83% de los encuestados confía en la compraventa de inmuebles a través de Internet. Y, de hecho, un 94% de ellos no tendría problema en dejar los datos de su inmueble en una web. Sin embargo, el 98% de los encuestados de las nuevas generaciones admite que antes de dejarlos investiga a la empresa en Google, redes sociales y foros online de opiniones de otros clientes.