Joven periodista especializada en temas de inmobiliaria, construcción y economía colaborativa.
Inmodiario

Cada vez son más los españoles que buscan una solución para sacar el mayor partido posible a sus segundas viviendas. El intercambio de casas ocupa un importante lugar en este mercado, ya que permite que estas residencias se ocupen y se aprovechen durante un período de tiempo.

Para ello existen plataformas como GuesttoGuest e IntercambioCasas, que permiten que un usuario que haya registrado su vivienda, pueda alojarse en casa de otro, suponiendo un importante ahorro en el presupuesto de un viaje.

Día a día, se suman más españoles a esta tendencia, una verdadera revolución para el mercado turístico e inmobiliario. Según los datos facilitados por dos de las plataformas más populares, GuesttoGuest e IntercambioCasas, ya cuentan en España con más de 35.000 viviendas inscritas en ellas, que permiten mantener conectados a todos los usuarios del mundo para que puedan intercambiar sus casas, de una forma legal y segura.

El número de segundas viviendas registradas en las plataformas sigue aumentando. Concretamente, en España, 2.000 casas en IntercambioCasas, un 40% del total; y 5.000 en GuesttoGuest, un 12% del total.

Su funcionamiento es muy simple. Los usuarios únicamente tienen que registrar sus viviendas y ponerse en contacto a través de la plataforma elegida para realizar un intercambio recíproco (un usuario se aloja en la vivienda de otro que se queda en la suya al mismo tiempo), o no recíproco (los usuarios se alojan en otra vivienda sin tener que recibir a nadie en la suya y a cambio reciben puntos canjeables para futuras estancias).

Los usuarios se encuentran con múltiples motivaciones por las que se ven impulsados a intercambiar sus segundas residencias. Se trata primero de una oportunidad para alojarse en cualquier parte del mundo. Al librarse de gastos de alojamiento, este ahorro también les permite ampliar su presupuesto y dirigirlo así a actividades de ocio, de restauración, etc.

Los usuarios defienden que existen numerosas ventajas al inscribir las segundas viviendas. Al no tratarse de la vivienda principal, no existe la necesidad de que el intercambio sea simultáneo. "No me agrada pensar que mi casa de la playa está desaprovechada, y al mismo tiempo creo que una casa ocupada siempre estará más segura. Lo que más me gusta, es, que al ser una ocupación mutua, siempre me la encuentro en perfecto estado, los usuarios tratan mi casa como a ellos les gusta que traten la suya", explica Sofía, gaditana usuaria de IntercambioCasas.

Cuentan con otra facilidad, que lo diferencia significativamente del alquiler tradicional, se trata del mantenimiento de la vivienda y la experiencia de la hospitalidad. "Al ser un intercambio mutuo, los inquilinos se ofrecen a realizar pequeñas tareas de la casa, como temas en el jardín, o favores recíprocos que podamos llegar a necesitar los usuarios", explica Alejandro, usuario habitual de GuesttoGuest.

Plataformas de intercambio

Principalmente, existen dos plataformas, GuesttoGuest e IntercambioCasas, las cuales se dirigen a un target concreto con distintas necesidades. IntercambioCasas, la pionera del mercado, permite múltiples intercambios al pagar una cuota anual. En cambio, GuesttoGuest, es la líder de usuarios y permite pagar por cada intercambio, y contratar servicios extra para garantizar la seguridad. La suma entre ambas alcanza aproximadamente los 400.000 inscritos en todo el mundo. Según una serie de estudios, se estima que podemos ahorrar en torno a un 58%del presupuesto total de un viaje utilizando este método.

Tendencia en auge

En España, por comunidades destacan Cataluña (8.600 viviendas inscritas), Andalucía (7.700), Comunidad Valenciana (5.500), Comunidad de Madrid (4.800) e Islas Baleares (1.600). Las ciudades españolas que reciben el mayor número de turistas a partir de esta modalidad turística son Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla y Granada. Por detrás de Francia, España es el segundo país del mundo que más utiliza el intercambio de casas como alternativa a la forma tradicional de alojamiento.

Joven periodista especializada en temas de inmobiliaria, construcción y economía colaborativa.