Inmodiario

Baleares siempre fue uno de los destinos favoritos de descanso de Adolfo Suárez. No en vano, allí fue donde recibió la noticia de que iba a ser el primer presidente de la democracia. Años después de dejar la política eligió Mallorca para comprar una exclusiva propiedad en la prestigiosa urbanización de Son Vida de la que, desgraciadamente, no pudo disfrutar muchos años.

Ahora, esa mansión que desde lo más alto de Son Vida ofrece unas espectaculares vistas sobre Palma y el Mediterráneo, está a la venta por 13 millones de euros. Engel & Völkers comercializa esta residencia de 1.100 metros cuadrados construida en 1997 sobre una parcela de 4.670 metros cuadrados.

La villa, que es una de las más premium de Son Vida, destaca por el llamativo diseño en forma hexagonal que rodea un patio interior desde el que se accede a una imponente entrada de doble altura. El hall da acceso a los ocho dormitorios de la residencia, entre los que se encuentra la antigua suite privada de Suárez, compuesta por un salón, dos habitaciones y dos baños.

La planta principal se comunica con enormes porches cubiertos con comedores y salones al aire libre, así como con la zona de piscina rodeada de jardines mediterráneos. Por su parte, la planta inferior se distribuye en varias alas que integran los diferentes salones, biblioteca, comedor, cocina, apartamento de servicio y dos garajes.

La situación y el extenso terreno de la propiedad ofrecen una total privacidad a esta vivienda que Suárez vendió en el año 2000 ante el agravamiento de la enfermedad de su mujer. El comprador renovó completamente la casa que, posteriormente, fue vendida al actual propietario.