Inmodiario

La consultora inmobiliaria Laborde Marcet amplía su equipo con nuevas incorporaciones en sus equipos de Barcelona y Madrid. En Barcelona el equipo profesional de la consultora incorpora a tres nuevos fichajes, dos en el departamento de inversiones y otro en administración. Por otro lado, la firma amplía su presencia en Madrid estrenando nuevas oficinas en la Glorieta de Quevedo 8, en el cotizado distrito de Chamberí, que contará además con una nueva figura en la dirección.

La nueva dirección en la oficina de Madrid irá a cargo de Juan Ramón Rol, profesional con larga experiencia en el mundo inmobiliario tras su paso por diversas consultoras inmobiliarias, además de ser responsable de expansión de una firma internacional del sector textil. Gerard Marcet, socio fundador de Laborde Marcet, destaca que "existe una diversificación clara de inversiones entre Madrid y Barcelona, por lo que estamos presentes en ambos mercados y provocamos sinergias para la generación de nuevos negocios. En Madrid el inversor latinoamericano tiene cada día mayor predominio en el capital market, por lo que nos interesa especialmente ganar presencia en la capital para le venta de activos". Por su parte, Miquel Laborde, socio fundador, indica que "estas nuevas incorporaciones dan una proyección mucho mayor a nuestro equipo profesional en el área de inversiones. Cada vez tenemos más interesados en contratar nuestros servicios debido al aumento de nuevas oportunidades de negocio inmobiliario que existen en el mercado en estos momentos. Además, la coyuntura económica es favorable, por lo que tanto el inversor nacional como el extranjero están, ahora más que nunca, rastreando el mercado en busca de cerrar operaciones tanto en Madrid como en Barcelona". En este sentido, las nuevas incorporaciones en Barcelona son Xavier Autet y Agustí Roig, como consultores senior del departamento de Inversiones, y Paula Ricciardi, en Administración. La ampliación de la plantilla de Laborde Marcet viene determinada por el incremento de la actividad inmobiliaria de la consultora y el auge de los mercados de Barcelona y Madrid, donde está presente. De hecho, Laborde Marcet incrementó un 6% su facturación el pasado año y volvió a superar los 200 millones en transacciones inmobiliarias, llegando a cerrar casi un centenar de operaciones durante el ejercicio.