Inmodiario

  • Nota de Prensa

Altamira Asset Management prevé aumentar su oferta de vivienda en alquiler un 25% y superar los 10.000 contratos en toda España a lo largo de 2016, según el plan que ha aprobado para reforzar su apuesta por la gestión patrimonial y los servicios asociados. De igual forma, estima que pasará de gestionar 2,4 millones de metros cuadrados en activos terciarios, como oficinas y locales comerciales, hasta los 3 millones de metros cuadrados.

"Queremos liderar todos los segmentos del negocio inmobiliario en España y por ello, además de la compraventa de viviendas y la promoción de obra nueva, nos vamos a volcar en el Asset Management, la gestión patrimonial y los servicios asociados", afirmó Andrés Cerdán, director general del área de Property y Asset Management.

"Esta línea de negocio es clave para Altamira y aspiramos a captar nuevos clientes que van a valorar nuestras capacidades de gestión y nuestra calidad de servicio", agregó.

Altamira gestionaba a finales de 2015 unos 8.000 contratos de alquiler residencial, con más de 2 millones de metros cuadrados de activos terciarios.

El objetivo de la sociedad para este año es impulsar este segmento, hasta alcanzar los 10.000 contratos residenciales y los 3 millones de metros cuadrados, lo que supondría un aumento del 25% en su volumen de gestión.

La empresa presta un servicio integral que incluye todos los aspectos relativos a la gestión patrimonial. La actividad de Altamira abarca desde la puesta en marcha del edificio, la gestión de arrendamientos, la gestión de la comunidad de propietarios, hasta el pago de cuotas y la gestión de incidencias, entre otras.

Altamira se encarga también del Facility Management de los activos, la gestión de proveedores, mediante la solicitud, revisión y análisis de alcances y presupuestos, el pago y la contabilización de facturas, entre otros. Asimismo, Altamira ofrece servicios de definición e implantación de estrategias dirigidas a maximizar el valor de los inmuebles.

Todo ello constituye un paso más en la estrategia de Altamira por diversificar los servicios que ofrece, mediante la apertura a la gestión de diferentes segmentos de clientes.

Tres líneas de negocio clave

El área de Gestión Patrimonial de Activos es una de las tres líneas de negocio de Altamira, a cuyo frente se encuentra desde hace poco más de un año Andrés Cerdán. En este segmento, la empresa se encarga de la gestión del patrimonio, tanto en alquiler como de posibles arrendamientos, así como de la administración de este patrimonio, la gestión de proyectos actuales y futuros y la captación de nuevos clientes.

Las otras dos áreas de negocio de Altamira son la de 'Real Estate' y la de Recuperación. Dentro del negocio inmobiliario, Altamira mantiene una firme apuesta por la compraventa de viviendas y la gestión de promociones de obra nueva, segmentos en los que la empresa lidera la actividad en España.