Inmodiario

Una de cada cuatro propiedades intermediadas por la red Alfa Inmobiliaria, con más de 200 agencias operativas en España e Iberoamérica, no supera los 100.000 euros de precio. Y estas son precisamente, las propiedades que más están incrementando su precio y las que más rápido se venden.

Cien mil euros es, según la cadena inmobiliaria, el límite máximo que muchos españoles están dispuestos a pagar hoy en día por una vivienda para después alquilarla. "La alta rentabilidad que estas viviendas ofrecen está generando un aumento en el precio de este tipo de vivienda", afirma Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria. "Esto sumado al hecho de que para el comprador le resulta más barato comprar una vivienda de estas características que alquilar, si bien hay grandes diferencias entre lo que puede encontrar un vecino de Madrid o Barcelona, y el resto de españoles".

"Esta barrera psicológica que parece que se ha instalado en la mente del comprador junto con la demanda de inversionistas, afirma Duque, es la que está generando un mayor incremento de precios -aproximadamente un 10% anual, y, en consecuencia, mayor velocidad a la hora de cerrar la operación"

Operaciones rápidas y en efectivo para evitar disgustos innecesarios:

Ya sea para vivir, o como fórmula de inversión a través del alquiler, "es precisamente en este tramo de precios en el que estamos observando mayores movimientos al alza", afirma Duque.

La otra característica de estas operaciones es que quienes realizan estas adquisiciones suelen ser pequeños ahorradores o personas que se independizan o adquieren su primera vivienda, y que en muchos casos no recurren a financiación bancaria. "Cerca de un 40%-, los compradores -y/o sus familias-, cuentan con los ahorros necesarios para abordar la adquisición, por lo que las operaciones se están cerrando en muy corto espacio de tiempo", afirma Duque.

Alfa Inmobiliaria prevé que España siga la senda de EE.UU.

El mercado de la vivienda norteamericano ha crecido un 11% respecto al primer mes de 2015, según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (The National Association of Realtors).

En España, afirma Duque, prevemos una evolución similar. A pesar de la ralentización económica mundial, el mercado de la vivienda está saliendo de la situación de parálisis que vivió en los peores años de la crisis. Al igual que en EE.UU. prevemos no solo un incremento en el número de operaciones sino también un repunte en los precios", concluye Duque.