Inmodiario

¿Cuál es la ubicación ideal para nuestro negocio? ¿Qué gastos debemos tener en cuenta? ¿Es positivo que tengamos competidores directos cerca? Mislocales.es, portal inmobiliario dedicado en exclusiva a la compraventa y alquiler de locales comerciales, ha elaborado un documento que recoge los diez mandamientos básicos que debe tener en cuenta un empresario antes de elegir el local idóneo en el que montar un negocio:

1. La ubicación de tu local, una de las claves para el éxito

A la hora de elegir el local idóneo, debemos buscar una ubicación con buena visibilidad, fácil accesibilidad, con gran flujo de personas y con una importante concentración de actividad comercial. Es importante tener en cuenta el entorno en el que se ubicará el local y también establecer el target o perfil al que irá dirigido nuestro negocio. Por ejemplo, si está relacionado con la papelería e imprenta, la ubicación ideal será una zona de colegios y universidades.

2. Los centros comerciales, una buena oportunidad de negocio

Las grandes superficies comerciales son espacios con una gran actividad comercial donde conviven todo tipo de comercios. Ofrecen las condiciones óptimas para el desarrollo de una actividad comercial, gracias al flujo de consumidores, accesibilidad, estacionamiento de vehículos, visibilidad del establecimiento y mayor seguridad.

3. La elección de la superficie de tu negocio, según la actividad comercial

El tamaño de nuestro local comercial dependerá de la actividad profesional que desempeñemos en él. Actualmente, la demanda de locales comerciales de menor superficie se ha incrementado, debido al gran número de locales dedicados a la hostelería, moda y servicios. Una de las ventajas que ofrecen los centros comerciales es que albergan locales de diferentes tamaños para todo tipo de negocios.

4. La suma de competidores cercanos conviene a tu negocio

La suma de competidores próximos a tu local conforma un centro de atracción para los clientes, ya que encontrarán todo lo que buscan concentrado en una misma zona. Esta esfera de competitividad que nos puede ayudar al desarrollo de nuestro negocio se encuentra principalmente en las calles más céntricas de las ciudades y en las grandes superficies comerciales.

5. Ten en cuenta todos los gastos del alquiler del local

La renta de tu local será el gasto principal que tendrás que asumir a la hora de montar tu negocio. En los últimos tiempos, se ha experimentado un repunte en los precios del alquiler en las zonas más exclusivas y comerciales de Madrid y Barcelona, mientras que en calles más secundarias los precios han caído un 60% desde 2007. Pero la renta no es el único gasto. A los costes de adecuación del local, habrá que sumar gastos fijos mensuales como la electricidad, vigilancia o mantenimiento del local.

6. Alquila tu local por uno o dos años como mucho

Cuando alquiles un local, sobre todo si se trata de un negocio de nueva creación, es aconsejable firmar un contrato temporal de corta duración (uno o dos años), lo que permitirá que evaluemos si los beneficios superan a los costes, una vez hayamos logrado que nuestro negocio eche a rodar.

7. El final de la renta antigua, una oportunidad para reubicar tu negocio

A finales de año finalizan los contratos de renta antigua, que todavía disfrutan cerca de 200.000 comerciantes de toda España. Muchos mantenían la ubicación por el bajo coste del local, así que ahora puede ser el momento idóneo para buscar otra ubicación más apropiada para su modelo de negocio. Para el resto de empresarios, 

8. Comprueba que el local elegido tiene el certificado de eficiencia energética

Desde junio de 2013, es obligatorio por imperativo legal que los locales comerciales tengan su certificado energético. Los gastos de consumo en aquellos locales con una certificación C o peor se puede disparar por encima de lo que habíamos previsto.  Por este motivo, resulta fundamental que los nuevos inquilinos estudien las últimas            facturas de los locales que tienen previsto alquilar para evitar desajustes en sus previsiones de gasto.

9. El contrato de arrendamiento, esencial para alquilar un local comercial

Una vez que hemos elegido nuestro local ideal, debe existir un contrato por escrito que formalice dicho alquiler entre el arrendatario y el arrendador y que debe estipular la descripción del local, la duración del contrato, la renta a pagar, el importe de la fianza y cláusulas acordadas entre ambas partes como la responsabilidad de las obras en caso de reparación, las causas de extinción del contrato y las vías pertinentes para hacer cualquier tipo de reclamación en caso de incumplimiento de alguna de las partes.

10. La licencia de apertura y actividad según el tipo de local comercial

Antes de abrir un local comercial, es esencial obtener una licencia de apertura y actividad que dependerá del tipo de actividad comercial que se desarrolle en el local. Insonorización, acceso a minusválidos, higiene y manipulación de alimentos son algunas de las normas aplicables determinadas por el tipo de local. Recuerda que si se trata de actividades molestas, como un pub o discoteca, será necesario el permiso de la comunidad de vecinos.