Inmodiario

La caída de los precios de segunda mano en España ha fomentado la compraventa en los últimos meses. Tanto inversores como residentes con solvencia han aprovechado los ajustes para protagonizar operaciones, en muchas ocasiones, al contado. Según un estudio del portal inmobiliario www.pisos.com, las viviendas que más han caído en el último trimestre registran porcentajes de bajada que alcanzan el 40%, si bien la franja de retroceso que más abunda en los últimos tres meses del año va del 25% al 35%.

“Aunque el precio medio de la vivienda en España no llegue al 10% en variación interanual en diciembre, ciertas ubicaciones donde existe un abultado stock fuerzan las bajadas con el fin de encontrar salida frente al comprador”, declara Miguel Ángel Alemany, director general de pisos.com. Según el responsable del portal, “los descensos han demostrado no ser homogéneos, dado que estamos hablando de un mercado muy local al que le influyen factores como la demografía, las infraestructuras, el atractivo turístico o la actividad constructora desarrollada en los años de bonanza”.

La localización de estas oportunidades se concentra en la costa andaluza, así como en algunas provincias de Castilla-La Mancha y Castilla y León. En este sentido, existen inmuebles ubicados en la localidad almeriense de Roquetas de Mar, la gaditana de Puerto de Santa María y la malagueña Alhaurín el Grande que han reducido su precio más del 40% entre septiembre y diciembre de 2013. “El que esté buscando en estos momentos una segunda residencia en la playa, tiene en su mano excelentes oportunidades de compra”, indica Alemany. En la valenciana Sagunto o en la alicantina Torrevieja también hay viviendas que han bajado más de un 30% en el cuarto trimestre del año. Por otro lado, municipios como Talavera de la Reina en Toledo o Toro en Zamora también cuentan con viviendas muy rebajadas.