Inmodiario

Vitoria. Rehabilitar sale a cuenta. Al menos así lo piensa el Gobierno Vasco. Su viceconsejera de Vivienda, Mari Paz Larrumbide, ha manifestado en Bruselas, durante el seminario anual del PES-Group en el Parlamento Regional de la capital belga, que la rehabilitación “resulta primordial, ya que es más sostenible rehabilitar que construir, moviliza más mano de obra, se evita la degradación urbana, se ayuda a la integración social y a la regeneración económica y, además, evita consumir nuevos suelos”.

Durante su exposición, la número dos del departamento vasco de Vivienda aseguró que se está ultimando el Plan Estratégico de Rehabilitación de Edificios y Regeneración Urbana, de cara a la puesta en marcha de programas de mejora de eficiencia energética y accesibilidad. Un plan que contempla ayudas a particulares y comunidades de propietarios, y que en el caso de que superen los 1.500 euros por vivienda serán inscritas registralmente para que sean devueltos si el piso se vende antes de cinco años.

El Plan Estratégico también establece acciones para mejorar la eficiencia energética, tras el análisis realizado en 144 edificios en diferentes zonas del País Vasco. Así, se contemplan diversas intervenciones para sustituir los actuales aparatos de calefacción y agua caliente (radiadores y calderas) por otros de mayor rendimiento.

En otro orden de cosas, la viceconsejero señaló como otra medida innovadora de su departamento el nuevo 'Programa de Intermediación' de impulso al alquiler, de forma que el Gobierno actuará como mediador entre inquilino y propietario, así como los alojamientos doctacionales, de reducidas dimensiones, con instalaciones y servicios comunes, destinados a jóvenes por un máximo de cinco años.