Editor de InmoDiario.
Inmodiario

Valencia. La consellera de Cultura y Deporte, Trini Miró, ha mostrado su "indignación" por las "irresponsables declaraciones" de la Ministra de Cultura, Angeles González-Sinde sobre la capacidad económica de la Generalitat durante una visita a Mutxamel.

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha asegurado hoy que su departamento "no cree" en el modelo de desarrollo y crecimiento que representa el Plan Especial de Reforma y Protección Interior (PEPRI) del barrio del Cabanyal y que su ministerio "sólo apuesta por la rehabilitación, la reconstrucción y la conservación del patrimonio". Y aunque conoce que el Ayuntamiento de Valencia reserva fondos para "poder actuar" si se levanta la suspensión del Plan del Cabanyal, González-Sinde ha indicado que la deuda de la Generalitat valenciana es "inconmensurable".

Por su parte, Trini Miró, ha asegurado que "lo peor de la ministra, que vez más ha visitado de puntillas la Comunitat Valenciana, es que hable con tanta irresponsabilidad y falta de rigor sobre un gobierno autonómico, al que precisamente ella maltrata y margina económica e institucionalmente. Hasta ahora nos tenía acostumbrados a tratar cuestiones que nos preocupan a los valencianos, como es el barrio del Cabanyal; desde un inconmensurable e insondable desconocimiento y desapego, pero ha decidido dar un paso más y permitirse cuestionar la capacidad económica y de gestión del gobierno valenciano en un ejercicio inaceptable de ignorancia y atrevimiento.

En relación a las declaraciones hechas por la ministra sobre el Cabanyal, Miró subraya que "a nadie puede extrañar a estas alturas que la ministra González-Sinde no crea en lo importante que es para los valencianos el PEPRI del Cabanyal y tampoco nos sorprende que esté tomando medidas para impedir que este proyecto se convierta en una realidad, como así quiere una abrumadora mayoría de valencianos y, en especial, de los vecinos del barrio, que en las últimas elecciones municipales dieron de forma mayoritaria y rotunda su respaldo electoral a la alcaldesa Rita Barberá y al programa del Partido Popular".

La consellera considera que a nadie puede extrañar esta actitud de la ministra "porque desde su llegada al cargo se ha caracterizado por tomar todas las medidas posibles para perjudicar a la Comunitat Valenciana".

"Es evidente que a esta ministra, como a su jefe, el presidente Zapatero, sólo le preocupa tomar medidas para impedir el desarrollo de proyectos culturales en la Comunitat Valenciana, para impedir el desarrollo y modernización de un barrio como el Cabanyal y para discriminar y marginar a todos los valencianos en inversiones económicas para cultura", ha manifestado Miró.

Ha detraído 1'3 millones de euros

En este sentido, Miró no entiende "cómo la ministra se atreve a hablar de un proyecto fundamental de futuro para el barrio del Cabanyal que ha paralizado, un barrio por cierto que sólo conoce por una visita de diez minutos. Quiero recordarle una vez más a la ministra que el PEPRI del Cabanyal cuenta con el mayoritario respaldo de los ciudadanos, como se ha demostrado repetidamente en los resultados electorales de la Comunitat que han dado la victoria al Partido Popular en el barrio, y han castigado la politización a la que el PSOE ha sometido el Plan".

"Cada vez que habla demuestra su absoluto desconocimiento de la realidad valenciana y sus palabras evidencian que sólo viene a la Comunitat de vacaciones, estado en el que vive de manera permanente", ha incidido la consellera de Cultura y Deporte.

Asimismo, Miró ha destacado que la Generalitat "cuenta con los recursos económicos necesarios para realizar un proyecto deseado por los ciudadanos y por el que el gobierno valenciano y el Ayuntamiento de la ciudad seguiremos peleando". En este sentido, ha insistido en que es el Gobierno de Zapatero "quien no dispone de fondos ya que nos ha quitado a los valencianos 1'3 millones de euros que ya estaban presupuestados en proyectos culturales para 2010".

La consellera de Cultura ha incidido en la discriminación del Gobierno de Zapatero con la Comunidad Valenciana ya que "cada valenciano percibirá de media 0'96 céntimos de euro, menos de un euro, por lo que ha reiterado su petición "de dimisión porque a los valencianos no nos sirve para nada".